• MONITOR

El sur, paraíso de transportistas



Luvianos, México. El viejo refrán que reza: “al perro más flaco se le cargan las pulgas”, le viene perfectamente a los usuarios del transporte público -tanto foráneo como urbano-, del sur mexiquense, quienes padecen el pésimo servicio y los altos costos del pasaje, sobre todo los habitantes de Luvianos, que muchos asuntos deben arreglar en Tejupilco o Toluca y Ciudad de México, lo cual les representa oneroso gasto que los deja literalmente “quebrados” a fin de mes.

Las quejas que genera el pésimo de servicio de transporte público que se mantiene en el sur mexiquense, y que afecta gravemente la economía de los habitantes de Tejupilco, Luvianos, Tlatlaya y Zacazonapan, entre otros municipios, no han sido suficientes, para que la autoridad haga algo al respecto; los incrementos abusivos y sin autorización y la terrible condición de la mayoría de unidades, son la constante en la región, que se ha convertido en el paraíso de los transportistas que operan de manera anárquica.

Aunado al transporte foráneo, padecen el problema de movilidad y comunicación en la cabecera municipal, pues no existe servicio de transporte, solo taxis, cuyo costo se ha incrementado considerablemente, la tarifa mínima es de 35 o 40 pesos en viajes dentro del perímetro urbano, monto que resulta impagable para la mayoría de la población de este municipio sureño, gravemente azotado por la pobreza.

Los luvianenses igual pagan en viaje colectivo a Tejupilco, 40 pesos por persona, y los taxis no salen hasta no tener cinco pasajeros, en ruletera son 35 pesos, igual es caro, afecta mucho la economía familiar, sobre todo, a estudiantes que viajan a diario, ya que al menos requieren 100 pesos solo para sus pasajes de ida y vuelta.

Es peor para quienes acuden hasta Toluca o Ciudad de México, pues deben abordar el autobús y pagar 88 pesos y 177 pesos respectivamente; esto es un abuso, indicaron los usuarios, quienes sufren con los incrementos arbitrarios, excesivos y sobre todo constantes, y no entienden porque al pagar el pasaje completo les resulta más caro; aquellos que van ciudad de México y prefieren hacer escala y abordar dos autobuses, logran ahorro de casi 30 pesos por viaje.

Si usted viaja hasta Ciudad de México desde Tejupilco su boleto cuesta 177 pesos, si paga solo a Toluca son 88 pesos, ahí paga la tarifa de Toluca a CDMX, son 65 pesos más, la suma por viaje es de 153 pesos, esto es 24 pesos más, les preguntamos a los operadores y supervisores y vendedores de boletos y ninguno pudo explicar esa disparidad en el costo de peaje.

Lo mismo ocurre en el viaje de regreso, los usuarios ahorran 24 pesos si abordan el autobús de México a Toluca, hasta ahí pagan 65 pesos, al llegar a la terminal de Toluca, abordan otro camión rumbo a Tejupilco cuyo costo es de 88 pesos, es decir en su viaje redondo transbordando, ahorran 48 pesos.

Lo mismo ocurre con el pago diferido hacia Temascaltepec, tanto de ida como regreso, el ahorro seria mayor; lo mismo ocurre al revisar las tarifas hacia otros destinos del sur mexiquense; en varios destinos el costo se eleva si el pago es por viaje directo, aunque el trayecto no lo sea, pues las paradas son constantes.

Mención aparte tienen las unidades, con algo de suerte le tocara un autobús cómodo y con servicios básicos, pero lamentablemente la línea destina para estas rutas camiones destartalados, y se niegan a realizar descuentos a estudiantes, aunque son los usuarios frecuentes.

Lo mismo sucede con el trasporte urbano de Tejupilco, cuya ruta lineal es insuficiente, las llamadas “Micros” hacen su recorrido desde San Simón, desde la glorieta y monumento a Zapata; ahí mismo está la nueva terminal de autobuses; el transporte atraviesa el poblado, hasta Zacatepec se desvía y entra a una colonia y esta su base cerca de escuelas muy concurridas, es como una ruta escolar, pues también tiene paradas cerca de varios planteles, primarias, la normal, y esa ruta tiene más de 25 años, quizás 30.

Pero la ciudad de Tejupilco es mucho más grande ahora, hay un libramiento, colonias en cerros y extendidas en los cuatro puntos, sus habitantes deben caminar bastante o utilizar taxi, a razón de 35 pesos la dejada mínima, esto significa un gran gasto, sobre todo para los estudiantes, y sus padres quienes destinan solo para pasajes, hasta mil pesos al mes si sus hijos van a la escuela en Tejupilco, no obstante, si vienen de Luvianos o Amatepec diariamente son dos mil pesos mínimo y si es a Toluca, son más de tres mil.