• MONITOR

Sin internet e incluso electricidad, se desarrolla el ciclo escolar en el sur


*Titánica y destacada labor realizan desde el pasado 24 de agosto más de 3 mil docentes en la región


*Poco más de 30 mil alumnos de 6 municipios sureños estudian actualmente el nivel básico bajo un esquema diferente


Saúl Suárez


Tejupilco, México. En esta nueva normalidad, el ciclo escolar 2020-2021 que dio inicio el pasado 24 de agosto ha traído consigo un reto histórico, reconocieron autoridades educativas de la Subdirección Regional de Educación Básica Tejupilco.

De acuerdo a datos aportados por la citada dependencia a cargo de Pedro Norberto Díaz Ocampo, este lunes iniciaron clases en los 718 planteles del nivel básico cerca de 30 mil estudiantes de los municipios de Tlatlaya, Amatepec, Luvianos, Tejupilco, San Simón de Guerrero y Temascaltepec.

Es importante precisar que el número exacto de estudiantes que corresponden al nivel básico, así como la cantidad de docentes a su cargo, se habrá de conocer en breve, pues la Subdirección Regional de Educación Básica aclaró que aún se está generando esta información.

Según la dependencia, a la tarde de hoy jueves 27 de agosto, ningún alumno se ha quedado al margen o fuera del ciclo escolar, esto quiere decir que a todos los niños y adolescentes inscritos con anterioridad se les imparte la educación básica, aunque vale aclarar que hay casos muy específicos donde la falta de internet, fallas en el servicio de electricidad o incluso la falta de señal en los dispositivos telefónicos, han dificultado que se lleve a cabo la tarea de los docentes.

Según la Subdirección Regional, en estos días ha sobresalido el interés, la creatividad y entrega de los docentes de esta región para desarrollar su labor, pues en varios casos hasta han tenido que acercarse a las localidades, acordar reuniones seguras (con medidas de higiene por el COVID-19) con padres de familia e implementar otros mecanismos, para que los niños reciban sus clases, ya sea con material físico o en videos.

La dependencia estatal concluye que ante esta nueva realidad que se vive en el sur y en el mundo, es de vital importancia el trabajo en equipo entre docentes y desde luego, de padres de familia, pues a partir de ello se estaría logrando que la educación bajo esta nueva modalidad sea efectiva y cumpla con sus objetivos.