top of page

Gales busca prohibir que los políticos mientan



La nueva ley está programada para ser introducida antes de las elecciones del parlamento de Gales en


La ley busca impedir que candidatos al parlamento local mientan ante el electorado.



Redacción El Monitor


El gobierno de Gales ha anunciado su intención de introducir una legislación que prohibirá a los políticos mentir. Mick Antoniw, el fiscal general, declaró que los miembros del Senedd —el parlamento local— y los candidatos podrían ser descalificados si se les encuentra culpables de engaño deliberado.


Durante un acalorado debate, Alun Davies, miembro del partido laborista, acusó a Andrew RT Davies, líder de los conservadores galeses, de difundir información falsa en un tuit reciente. En el mensaje, Andrew afirmó que el partido Laborista de Keir Starmer —que ganará en las elecciones generales de Reino Unido— planeaba pagar a los migrantes ilegales mil 600 libras (2 mil 40 dólares / 36 mil 950 pesos mexicanos) al mes, lo cual fue calificado como una mentira por Alun.


"Este tipo de comportamiento degrada nuestra política y nos impide participar en un debate político significativo", dijo Davies.


La nueva ley está programada para ser introducida antes de las elecciones del Senedd en 2026. Antoniw detalló que la legislación se presentará para descalificar a cualquier miembro o candidato encontrado culpable de engaño deliberado a través de un proceso judicial independiente.


"El gobierno galés presentará una legislación antes de 2026 para la descalificación de miembros y candidatos declarados culpables de engaño deliberado, a través de un proceso judicial independiente, afirmó Antoniw, e invitó a l comité de normas del Senedd "a hacer propuestas en ese sentido".


También destacó la necesidad de colaboración entre partidos para afinar los detalles de cómo funcionará esta ley. Aún no está claro si la ley propuesta convertiría la mentira en un delito penal o una sanción civil. Destacaron que tiene la intención de buscar restaurar la confianza del público en el sistema político y asegurar que los representantes sean honestos y responsables en sus declaraciones y promesas.


Adam Price, exlíder de Plaid Cymru y uno de los principales defensores de esta iniciativa, celebró el anuncio como un logro histórico y pionero a nivel mundial, subrayó que la verdad es fundamental para la democracia, pero advirtió sobre la creciente desconfianza en los políticos.


"Este es un momento histórico. Nuestro gobierno se ha comprometido a hacer de nuestra democracia la primera en el mundo en introducir una prohibición general del engaño por parte de los políticos", afirmó Price. "La falta de confianza en lo que dicen nuestros representantes es una amenaza existencial para la democracia. No podemos permitir que una minoría de políticos populistas y demagogos distorsionen la verdad para su beneficio político", añadió.


Lee Waters, exministro laborista, también se sumó a las críticas, señalando a Boris Johnson como un ejemplo de político que llegó al poder mediante engaños.


"Boris Johnson mintió para llegar a Downing Street y continuó mintiendo hasta su salida. La política se ha vuelto más oscura y el público necesita confiar en lo que se les dice. Mentir no puede convertirse en la norma", sostuvo Waters.


El compromiso del gobierno galés de introducir esta legislación fue parte de un acuerdo con Plaid Cymru y otros miembros laboristas. La propuesta legislativa fue aprobada con 26 votos a favor, 13 en contra y 13 abstenciones.



Comments


bottom of page