top of page

Rastros y Rostros


En Edomex, como reza el adagio, “tras el niño ahogado, el pozo tapado”, la serie de incendios forestales que devastan los bosques mexiquenses exhiben que la respuesta del gobierno estatal llegó tarde para quienes perdieron la vida en el combate al fuego…


El saldo trágico de cinco brigadistas fallecidos, seis voluntarios heridos, otros intoxicados o quemados, deja sin efecto acciones tardías.


En lo que va del año, han ocurrido en el Estado de México más de 500 incendios forestales que han arrasado con más de cinco mil hectáreas de tierra y han cobrado vidas, entre ellas, de valientes combatientes como Rodolfo Santamaría Díaz Leal, Fernando Arroyo López, Juan Díaz de Jesús, Leobardo Arroyo González y Jesús Miranda Aguilar.


Durante este tiempo los incendios forestales han afectado 55 municipios mexiquenses, y al primero de abril, según reportes de la Protectora de Bosques, se encontraban activos y en combate seis en: Cerro del Aire, municipio de Ocuilan; Ejido Zaragoza, en Tenango Delvalle; Ahuatepec, en Otumba; Techuchulco, en Chalco; Ejido San Bartolo, en Amanalco; y en Cerro Cuate, en Villa Guerrero.


La víspera el gobierno estatal emitió un decálogo para los “chamusquines” voluntarios, a quienes se les pide no exponerse si no cuentan con capacitación, pero, ¿cómo satanizar a hombres de a pie que se preocupan más por cuidar los bosques, que cualquiera en los tres niveles de gobierno?


En esta temporada se registran en Edomex de 10 y 25 incendios diarios; y apenas el fin de semana a las autoridades estatales y federales se les ocurrió utilizar helicópteros cisterna para mitigar el fuego. Sólo en el incendio de Jilotzingo, el más grave de esta temporada y que consumió más de 500 hectáreas de bosque, los helicópteros tardaron cuatro días en llegar: lo mismo en el cerro Somera, en los límites de la entidad y Michoacán, donde habitantes de El Oro y Tlalpujahuac fueron quienes hicieron frente al fuego...


Ante la devastación de los bosques por el fuego, este martes diputados del PRI, solicitaron a la gobernadora del Estado de México Delfina Gómez que recurra al Presupuesto para Desastres Naturales 2024 para la mitigación de los incendios forestales y proporcionar a brigadistas que los combaten equipos de protección personal y capacitación, que garantizan su seguridad y mejorar su capacidad de respuesta ante la emergencia.


Para para este año se cuenta con un presupuesto de cien millones de pesos destinado a desastres naturales, siendo así una inversión crucial para minimizar las afectaciones comunitarias y económicas por los incendios forestales.


@anali400309

Comments


bottom of page