top of page

Cada vez más cráteres sobre superficie de Marte


 

Redacción El Monitor


Nuevas mediciones con un sismógrafo in situ revelaron que cada año caen entre 280 y 360 meteoritos sobre el planeta rojo. Marte está más cerca del cinturón de asteroides y tiene una atmósfera más delgada que la Tierra.


Mediciones sísmicas muestran que el planeta Marte recibe cada año el impacto de cientos de meteoritos, cinco veces más de lo que se creía hasta ahora, según un estudio publicado el viernes (28.06.2024) por la revista Nature Astronomy.


En noviembre de 2018, la sonda de la NASA llamada InSight depositó el sismógrafo en Elysium Planitia, una vasta región plana de Marte, lo que permitió escuchar por primera vez lo que ocurre en el planeta. Las estimaciones anteriores se realizaban con modelos de observación de cráteres.

"Parece más efectivo escuchar los impactos que tratar de verlos si queremos comprender con qué frecuencia ocurren", dijo en un comunicado el coautor y profesor Gareth Collins, del British Imperial College.


El planeta rojo recibe muchos más meteoritos porque está más cerca del cinturón principal de asteroides del Sistema Solar. Además, casi no tiene atmósfera -es cien veces más delgada que la de la Tierra-, por lo que no puede contar con este escudo protector para desintegrar algunos de los meteoritos.


Las nuevas mediciones permitieron a los investigadores determinar que el planeta recibe cada año el impacto de entre 280 y 360 meteoritos, que crean cráteres de al menos ocho metros de diámetro.

"Esta tasa es cinco veces mayor que el número estimado a partir de las imágenes tomadas solo en órbita", explica Geraldine Zenhäusern, investigadora de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH), en un comunicado de su institución.


Identificar los pequeños cráteres de meteoritos a partir de una sonda en órbita es aún más difícil en Marte porque se suelen producir tormentas de arena: "Los nuevos cráteres se distinguen en terrenos llanos y polvorientos, pero este tipo de terreno solo cubre la mitad del planeta", apunta Zenhäusern.


Por eso la ventaja del sismógrafo era "poder escuchar cada impacto dentro del alcance de la sonda".


El equipo científico identificó un tipo particular de ondas acústicas que se propagan en la superficie de Marte cuando cae un meteorito. El sismógrafo detecta los llamados Marsquake-VF (Terremotos en Marte de alta frecuencia) que permiten estimar el diámetro de un cráter y su distancia de la sonda.


Luego se calcula el número de cráteres creados en un año dentro de un radio determinado alrededor de la sonda y se extrapola esa cifra a la escala del planeta: "Es el primer estudio de este tipo que determina con datos sismológicos la frecuencia de los impactos de meteoritos en la superficie de Marte", señala el profesor de la ETH Domenico Giardini.

Komentáře


bottom of page