• MONITOR

Creación del Estado Tierra Caliente sería un acto de justicia para los olvidados

*Líderes de los Estados de México, Guerrero y Michoacán se mantienen en pie de lucha para que la propuesta de crear la nueva entidad y traer justicia a los pueblos olvidados, no sea enterrada


*En la entidad mexiquense, líderes como Guillermo González, desde hace años ha insistido en que este proyecto se vuelva una realidad para beneficio de las actuales y especialmente de las futuras generaciones


Saúl Suárez


Sur Edomex. Aunque parezca una idea nueva, la creación del Estado Tierra Caliente es un proyecto que surgió hace más cinco décadas, de hecho, según el líder luvianense Guillermo González Hernández, cuando se creó la Diócesis de Ciudad Altamirano allá por el año de 1964, ya había personas que creían y ponderaban que la justicia llegaría a muchos pueblos olvidados a través del surgimiento de una nueva identidad, donde se aglutinara a diversos municipios históricamente olvidados de los Estados de México, Guerrero y Michoacán.

Dicho lo anterior, en entrevista Guillermo González Hernández, quien es uno de los líderes que aún sigue empujando dicha propuesta, aseguró que la idea de materializar este proyecto aún no claudica, por el contrario, “hay dialogo y comunicación entre representantes populares y líderes de los tres Estados, a fin de darle seguimiento a esta idea; desafortunadamente la pandemia ha imposibilitado que haya asambleas y otros mecanismos para ir en busca del consenso”.

Al brindar una actualización del proyecto de creación del Estado Tierra Caliente, el luchador social indicó que en la delimitación están contemplados actualmente entre 30 y 40 municipios de las tres entidades, con una población que rebasa a un millón de habitantes, cantidad que supera por mucho lo solicitado por el gobierno de federal (120 mil habitantes).

Al abundar sobre el tema, explicó que en las municipalidades de las tres entidades hay historia e identidad, hay usos y costumbres que vuelven a la denominada Tierra Caliente como una zona única, con peculiaridades y distinta a otras zonas del país, aseguró además que una de las mayores industrias que se tendría en esta entidad sería el turismo y la naturaleza, “seriamos un Estado rural, con muchas cualidades y distinto a otras entidades”.

Ante las críticas y fuerzas que se oponen a este proyecto, Guillermo González “El Satán”, dijo que Luvianos es el más claro ejemplo de la transformación y el desarrollo que se obtiene con la autonomía, pues antes solo era un pueblo y ahora ya es un municipio pujante y tiene infraestructura.

“La creación de un Estado sería un auténtico acto de justicia para miles de personas, inclusive permitiría que muchas poblaciones como Acatitlán, Palmar Chico, San Pedro Tenayac, San Pedro Limón, Zacapuato, Paso de la Arena, Villa Madero, Riva Palacio, entre otras, consigan convertirse en municipios y con ello replicar lo que ocurrió en Luvianos a partir del año 2000; no olvidemos que estos lugares tienen grandes rezagos que solo se terminarían si adquirieran su autonomía, con un gobierno y presupuesto propios”.

Recordó que los habitantes de estas regiones tienen derecho a exigir la creación de su Estado porque desde hace más de 40 años han permitido que el agua de la Cuenca Hidrológica de la Tierra Caliente, sea llevada para las grandes ciudades, “antes se llevaban 14 metros cúbicos por segundo, ahora son 16; nunca se le ha retribuido nada a esta región y esta es la forma de hacerlo, de pagar por tanto olvido”, aseguró.

Indicó que a pesar de la pandemia, existe dialogo y seguimiento de este proyecto, inclusive afirmó que a mediados del 2021, si la situación de salud lo permite se continuarán celebrando asambleas, “planeamos ingresar solicitudes a los tres congresos locales y ante el gobierno federal, estas peticiones irían respaldadas con miles de firmas de apoyo de ayuntamientos, comisariados, delegaciones, lideres, organizaciones, músicos, comerciantes y de todos los sectores de la población; la creación del Estado Tierra Caliente traerá grandes cambios a esta olvidada región”, concluyó.