• MONITOR

Cosas del sur



* ¿Kamikazes políticos en el sur?

¡No sería la primera vez! Desde aquel inicio de siglo, cuando se logra la primera transición política en el país; el PRI perdió hegemonía conservada por décadas; sucedieron variantes en los procesos de selección interna de candidatos y la conformación militante dio muchos vuelcos. (abrimos paréntesis para retomar nuestro saludo tradicional para una bella sureñita Perla Marina Vences, de por allá donde la Tierra Arde, Tlatlaya,

Los “saltimbanquis políticos” empezaron a ser conocidos y repudiados, líderes partidistas con amplios vuelos tras ser reconocidos como leales militantes de pronto cambiaron de color sin mayores argumentos o beneficios; lanzados a la aventura, entrándole a la cada vez más amplia oferta electoral con gran cantidad de partidos en las contiendas locales y federales.

En el Estado de México fueron de gran escándalo las renuncias de personajes como Isidro Pastor Medrano o Mauricio Valdez Rodríguez y tantos más quienes de ser los prisitas más recalcitrantes y beneficiados de las siglas, de pronto ya estaban en el PRD o PAN; con los años absorbieron materialmente al Partido Verde Ecologista.

La breve retrospectiva viene a colación ante el escándalo provocado en el sur por la noticia del ahora diputado local con licencia Anthony Domínguez Vargas, quien se proclama orondamente como candidato a la presidencia municipal de Tejupilco, aspiración conocida de sobra por sus correligionarios y la población en general; el pequeño detalle es que para tal contienda ira enarbolando la bandera del Movimiento Regeneración Nacional.

Sí, leyó usted bien, el joven diputado se “aprieto” y al modo de esos actores metidos en una máquina, con dos horas dentro salen bien bronceados, lo mismo le ocurrió al tejupilquense, quien cada vez confunde más con sus declaraciones, ahora como “morenazo” luchando por la justicia y contra el caciquismo sureño dice.

Ahhh pero aclara de manera contundente su permanencia en el PRI, él es priista aún, no ha renunciado a “su partido”, ni piensa hacerlo, asegura (¿¿¿¿¿????), dice tener como gran amigo al gobernador Alfredo del Mazo Maza; en sus planes no está afiliarse al partido de López Obrador, pero está seguro y confiado en ganar la presidencia municipal y mira también en la presidencia de la Republica la bandera guinda de los “morenazos” que andan muy echados pa´lante.

Este galimatías ocasionado por el joven tejupilquense extraño a más de cien, pero muchos recordaron cuando igual han hecho tantos sureños en contiendas anteriores como el tal “Chito” hermano de la mujer de muchos cargos y puestos personales y familiares, Guillermina Casique Vences, quien hace honor a sus dos apelativos; años más recientes en esa lista de “camaleones” como también les llaman a quienes se cambian de partidos esta Sergio Santín, quien igual era tricolor y participó en contienda pasada como candidato a la presidencia de Tejupilco con la bandera panista.

El listado de esos “saltimbanquis políticos” es extensa en la región, en el estado, en el país, lo hemos visto muy claro en municipios como Luvianos con apenas una década de elecciones constitucionales, el “cambiadero” de un partido a otro es algo hasta natural, pero pocos anuncios de este tipo han sido tan “impactantes” como el del ahora diputado con licencia Anthony, quien tuvo un rechazo frontal por parte de los morenos en el sur, aquellos de trabajo arduo y labor incesante por levantar a MORENA en la región.

Impugnaron ante su dirigencia nacional, acudieron a la ciudad de México, patalearon, reclamaron, amagaron, pero tal parece este revoltijo político se ha consumado, la semana pasada asumió el diputado suplente del Distrito 9, Rivelino Ortiz Carbajal, quien aseguro que tal curul sigue y seguirá siendo priista, tal como lo afirmó el diputado con licencia quien ganó por votación tal cargo y lo deja para según él “combatir de una buena vez con efectividad el “cacicazgo político en el sur”.

En su momento los priistas que “abandonaron” su partido y privilegios lograron el cometido, dividir al PAN o PRD, principalmente; en aquellos ayeres partidos fuertes quienes lograron triunfos contundentes en todo el país, pero poco a poco se apagaron, debilitándose, disminuyeron sus huestes, perdieron terreno, mientras el PRI fue reposicionándose hasta recuperar mucho de lo perdido, en muchos casos volvieron los “hijos pródigos” y tras conquistar liderazgos de otras siglas se devolvieron al PRI aduciendo nostalgia y “convencimiento” súper confirmado.

¿No será tal la misión del “diputado huache”? pues muchos consideran que ha enterrado su carrera política demasiado pronto por seguir el canto del “sirenito moreno”, otros piensan que la estrategia del “Caballo de Troya” se vuelve a utilizar, aunque para ello se requieran algunos “kamikazes” dispuestos al “suicidio político” con tal de salvar su pellejo porque algo o mucho deben; al respecto comentaremos la próxima semana estimados lectores, al tiempo y espacio se agotó…