top of page

Se unen elementos de la SEDENA y de la GN para asaltar casas en el sur del Edoméx

Así quedó el hogar del afectado, donde los delincuentes de uniforme, abrieron cajones, y hurgaron en varias habitaciones, extrayendo dinero en efectivo, jiyad6, ropa, perfumes, electrónicos, etc.



Sureños piden que se investiguen y se castiguen estos abusos perpetrados por quienes debieran proteger a la población. 


Tras presentar el afectado la denuncia ante FGJEM, pide el gobierno estatal que se garantice su seguridad y la de su familia. 



Marycarmen Aguilar Franco 


Luvianos, México,  Elementos de la Guardia Nacional y del Ejercito Mexicano se unieron hace unos días, para saquear una casa habitación ubicada en este municipio, donde fueron sorprendidos por el propietario, quien regresaba a su hogar, justo cuando los uniformados salían llevando varias bolsas con sus pertenencias. 


El robo que ya fue denunciado ante la FGJEM, donde a falta de nombres, existe una denuncia de hechos con la aportación de fotos, matrículas d3 vehículos oficiales, etc, para que se investigue el allanamiento, prueba que los sureños mexiquenses continúan por su cuenta, y que la presencia de las fuerzas armadas en el sur no sirve de nada.  A través de redes sociales, el afectado mostró en un video las condiciones en que los ladrones que no se molestaron ni en quitarse el uniforme, dejaron su casa.


Los elementos federales huyeron al verse descubiertos, aventado una cámara fotográfica profesional, bolsos y perfumes nuevos, además de otras mercaderías diversas traídas de EEUU. No obstante, la mayor parte de lo robado ya había sido “embarcado” en las camionetas que se supone deberían estar al servicio de la seguridad y vigilancia en la zona. 


Los hechos ocurrieron en la comunidad de Los Pinzanes, en este municipio del Estado de México, considerado el principal bastión del brazo armado del cártel de la Familia Michoacana, donde el dueño de la residencia, Orbelin Rodríguez,  logró tomar fotografías de los servidores públicos, quienes portando uniformes de cargo y con vehículos oficiales aguardaban fuera del domicilio, mientras otros elementos uniformados y tres civiles salían con bolsas llenas de artículos varios logradas en el saqueo ilícito.


Al verse descubiertos los soldados y oficiales apresuraron el paso para abordar las camionetas y dejaron tiradas varias bolsas con parte del botín logrado en la casa ubicada en lo alto de un cerro, la cual constituye el sueño logrado de un mexiquense, quien trabajo duramente largos años en Estados Unidos para construir esta  residencia, cuyas características llaman la atención de propios y extraños, por su estilo californiano. 


Ante el robo, el señor Orbelin procedió a denunciar públicamente a través de redes sociales, con testigos de cargo, mostrando en un video las condiciones como dejaron su casa, y los varios objetos robados regados en el camino de entrada, cuando huyeron al verse descubiertos, aventado una cámara fotográfica profesional, bolsos y perfumes nuevos, mercaderías diversas traídas de Estados Unidos y diferentes objetos.


Desde una casa cercana advirtieron luces extrañas moviéndose en las inmediaciones de la casa del señor Orbelin, a quien le avisaron de inmediato, para que fuera a verificar lo que sucedía en su hogar, donde se topó con varias camionetas oficiales en la entrada, cinco en total, y se percató como en el camino hacia su casa varias lámparas de mano estaban encendidas y descendían hacia la puerta principal. 


Para entones ya había logrado captar con su teléfono celular varias fotografías de los vehículos oficiales y de los elementos, además de anotar los números de las matrículas, pero ignoraba lo ocurrió al interior del inmueble, al entrar y darse cuenta del robo solo atino a realizar el llamado de auxilio a la radio comunitaria de Luvianos , pero por lo avanzado de la noche tuvieron que esperar a la mañana siguiente para mostrar en video lo sucedido.


Cabe destacar, los invasores fueron descubiertos en plena flagrancia, pues el afectado 0acudió de inmediato en cuanto recibió el mensaje sobre los movimientos extraños en su casa, topándose con los ladrones de frente, pero ignoraba que lo estaban , ¡robándolo!, pues al ver vehículos oficiales y elementos uniformados, todo pudo imaginar menos que se había convertido en víctima de un robo a casa habitación de parte de esos uniformados, quienes huyeron con diferentes artículos cargados en bolsas de plástico y maletas. 


La  casa saqueada que es al puro estilo americano llama mucho la atención, pues contrasta con el resto de viviendas humildes, sin embargo encaja perfecto en el fabuloso paisaje, en uno de los costados de la Sierra de Nanchititla, donde los pobladores avalan el procedimiento honesto de los haberes y patrimonio del señor Orbelin Rodríguez, quien está en espera de que las autoridades garanticen su seguridad y realmente investiguen este delito,.

 

Cabe agregar que con toda seguridad este no es el único caso de abuso y robo de esta naturaleza, en Luvianos se tienen bastantes antecedentes de arbitrariedades e injusticias contra  la población de parte de elementos uniformados, ya ocurrió anteriormente con Policías Ministeriales, quienes allanaron bastantes hogares en el municipio de Luvianos, al grado de ocasionar una revuelta ciudadana, cuando cansados de tanto abuso, allanamientos, robos y detenciones injustas, la gente se “levantó” en “palos y piedras” para expulsar a los Ministeriales, arrebatándoles a varios jovencitos que ya tenían dentro de un vehículo, luego de amordazarlos y torturarlos física y psicológicamente.


Años después, elementos de la Marina, quienes apostaron un cuartel en Luvianos, realizaron varias detenciones ilegales, también torturaron a varios pobladores, robaron en casas y la gente tuvo actuar en colectivo para rescatar a los jóvenes detenidos. Una ocasión incluso varias mujeres llegaron hasta el cuartel de la Policía Estatal para exigir la devolución de carteras y celulares robados por los elementos de esta corporación a ciudadanos que fueron “esculcados” nomas porque se les dio la gana; cabe resaltar que las aguerridas mujeres luvianeses lograron la devolución de los artículos y el dinero, al ponerse en plantón frente al cuartel de esta corporación y exigir enérgicamente la entrega, señalando de manera directa a los policías ladrones. 


Otro caso muy sonado fue cuando por una supuesta “confusión” miembros del Ejercito Mexicano apresaron a  honorable  habitante de Luvianos, allanando su negocio y su casa, robándole mercancías de valor, y todo cuanto se les antojo, para llevárselo detenido, torturándolo psicológicamente por parte de autoridades federales, y después policías estatales, para finalmente dejarlo libre, sin siquiera una disculpa, mucho menos reintegración de la pequeña fortuna que le fue arrebata, producto de años de trabajo, dejándole importantes secuelas emocionales y físicas.


Por eso esperan que esta ocasión sea diferente, debe actuarse con todo el peso de la ley, procediendo como corresponde, dando rumbo adecuado a la denuncia, donde se detallan los hechos, se aportan pruebas, números de matrículas de las camionetas, fotos de los vehículos, datos que para efectos de esta nota informativa quedan a reserva para establecer la denuncia respectiva y se inicien las investigaciones pertinentes.

Comments


bottom of page