Entrega GEM rehabilitación de Banco de Germoplasma



Garantizan, a través de este espacio, la administración de la reserva de semillas empleadas en los programas de investigación de mejoramiento genético, en beneficio de productores agrícolas de la entidad.


Almacenan, actualmente, todas las líneas y progenitores que han dado origen a los híbridos y variedades de maíz, frijol, haba y triticale generados por el Icamex.



Redacción El Monitor


Metepec, México. Con el fin de impulsar y fortalecer la investigación en materia agropecuaria, la Secretaria del Campo del Gobierno del Estado de México, Leticia Mejía García, entregó la rehabilitación de las instalaciones y de las cámaras frías del Banco de Germosplasma del Instituto de Investigación y Capacitación Agropecuaria, Acuícola y Forestal (Icamex).


Acompañada por Juan Carlos Arroyo García, Director General del Icamex, la Secretaria del Campo mexiquense resaltó el apoyo del Gobernador Alfredo Del Mazo para impulsar la consolidación de este Banco de Germoplasma, el cual fue inaugurado hace dos décadas para preservar material biológico, cuyo objetivo es la conservación de la biodiversidad a largo plazo.



Recordó que, a través del germoplasma, que es material vegetal vivo, se busca mantener un control de la riqueza de semillas del campo mexiquense y mexicano, garantizando su conservación y reproducción para los próximos años.


Leticia Mejía reconoció que el Gobierno del Estado de México se ha convertido en un impulsor del desarrollo agropecuario, por lo que este Banco de Germoplasma permite preservar los materiales que dieron origen a las variedades e híbridos que ha liberado el Instituto durante sus casi 35 años de vida, destacando maíz, trigo, triticale, cebada, haba y frijol.


Señaló que, siguiendo la instrucción del Gobernador de impulsar el campo mexiquense, se entregó la rehabilitación de este Banco de Germoplasma que permite la preservación de semillas para ampliar el catálogo de especies que son importantes para la alimentación de los mexiquenses.



Su objetivo, puntualizó, es continuar con el almacenamiento y conservación del material fitogenético, principalmente de las variedades de maíces nativos y otras especies como haba, frijol y girasol, entre otras, para su posterior uso en las investigaciones de mejoramiento genético y producción del Icamex, que beneficia directamente a los productores y campesinos mexiquenses.


Este Banco contempla actualmente, 7 mil 200 especies pertenecientes a 25 familias botánicas, 55 géneros y 117 especies, contemplando fundamentalmente especies nativas del Estado de México.


Se estima que en el Estado de México existen al menos 18 de las 54 razas de maíz nativo que se reportan a nivel nacional.