Egresada de la UAEMéx, representó a México en encuentro internacional sobre medio ambiente


La activista explicó que durante la Regional Conference of Youth fue elaborada una declaración que lleva por nombre “De la protesta a la propuesta”, en donde se involucran varios temas como agricultura y alimentación, mercados verdes y de carbono, empleos verdes, entre otros, será enviada a la COP 27, que se realizará en Egipto, del 8 al 18 de noviembre.



Redacción El Monitor


Toluca, México. Las juventudes somos el agente de cambio que Latinoamérica necesita para combatir el cambio climático, ya que dentro de poco tiempo nos enfrentaremos a graves crisis ambientales, sobre todo, las comunidades más vulnerables, mencionó Diana Joselyn González Peñaloza, egresada de la Licenciatura en Relaciones Económicas Internacionales de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), quien representó a México en la Regional Conference of Youth 2022.


La Regional Conference of Youth (RCY) es una cumbre anual, en el marco de la Conferencia Global de las Juventudes, que promueve la participación y articulación entre juventudes de latinoamericanas para generar 10 recomendaciones para los gobiernos de América Latina y 10 más para grandes emisores a nivel mundial y son enviadas a la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés).


Originaria de Atlacomulco, Diana Peñaloza comenzó su camino en el activismo en la preparatoria, con el proyecto “Raíces que dan Vida”, que buscaba erradicar la discriminación en pueblos indígenas del Estado de México.


Esta iniciativa formó parte del programa Jóvenes en Acción de la embajada de Estados Unidos en México y una vez que ingresó a la Máxima Casa de Estudios mexiquense este proyecto se transformó y dio como resultado “Proyectando Raíces”, que tiene como objetivo la promoción de la cultura de los pueblos indígenas a través de actividades culturales y educativas en el Estado de México.


Gracias a este proyecto, González Peñaloza fue representante de México en la RCY en materia de agricultura y alimentación, ya que durante sus años como activista ha obtenido experiencia en el trabajo que realizan los campesinos que se dedican a trabajar la tierra para frenar la entrada de empresas transnacionales a los países latinoamericanos.


“Considero importante que México sea parte de este tipo de cumbres porque una vez que participas te das cuenta que hace falta dar a conocer que hay muchísimos jóvenes mexicanos que desde sus comunidades están luchando por mejores condiciones de vida para nuestro país”, abundó.


La activista explicó que durante la Regional Conference of Youth fue elaborada una declaración que lleva por nombre “De la protesta a la propuesta”, en donde se involucran varios temas como agricultura y alimentación, mercados verdes y de carbono, empleos verdes, entre otros, que será enviada a la COP 27, a realizarse en Egipto, del 8 al 18 de noviembre.


“Las juventudes tendrán un papel representativo en la COP 27, ya que la manera en la que los grandes emisores ven las problemáticas medioambientales es muy desalentadora. Las y los jóvenes, acompañados de la sociedad civil, deben unirse para generar acuerdos que beneficien a todas y todos”, apuntó.


Indicó que para ayudar al medio ambiente las y los universitarios pueden sumarse a los proyectos e iniciativas verdes que se llevan a cabo dentro de la UAEMéx, principalmente a los que están liderados por el estudiantado, ya que uno de los principales retos a los que se enfrentan las juventudes es la falta de credibilidad en sus iniciativas. Por ello, es necesario incentivar la participación dentro de estos espacios.


En este mismo sentido, González Peñaloza apuntó que su formación dentro de la Autónoma mexiquense le ha permitido desarrollarse en diversos espacios como lo fue la RYC, ya que le brindó conocimientos para conocer los tratados internacionales, la negociación y generar propuestas desde el activismo.


Diana destacó que uno de los principales retos a los que se ha enfrentado como mujer activista es el que se le abrieran las puertas en distintos espacios; sin embargo, gracias a su equipo de trabajo, conformado por jóvenes de distintas facultades de la UAEMéx, crearon una red de apoyo que se fue abriendo paso para trabajar con las comunidades indígenas, quienes les alientan a continuar con “Proyectando Raíces”.


Finalmente, invitó a las y los universitarios que quieran ser activistas que lo lleven a cabo, ya que es fundamental crear proyectos sociales que volteen a ver a las personas que más lo requieren porque se pueden generar espacios para crecer como país a través de sus raíces culturales.