Donarán predio para familias afectadas por deslave del Chiquihuite



Legisladores destacaron la colaboración de autoridades para agilizar la donación gratuita del predio en Tlalnepantla.


Reconocieron que es posible atender esos fenómenos sin el Fondo Nacional de Desastres y que las familias tendrán certeza jurídica sobre su nueva vivienda.



Redacción El Monitor


Toluca, México. La Comisión de Patrimonio Estatal y Municipal del Congreso local avaló la desincorporación del patrimonio municipal de Tlalnepantla y donación a título gratuito de un predio destinado a la construcción de viviendas para las familias afectadas por el deslave en el Cerro del Chiquihuite, ocurrido el 10 de septiembre de 2021.


Se trata del inmueble identificado como Área de Donación Lote 2 de la Manzana 8, Unidad Habitacional El Risco, comercialmente conocido como Colinas de San José, el cual será donado al Instituto Nacional del Suelo Sustentable (Insus), dependencia federal que se encargará del programa de construcción de viviendas para las y los afectados en la Colonia Lázaro Cárdenas.


De acuerdo con el dictamen, el predio tiene una extensión de 4 mil 726.3 metros cuadrados, donde se tiene prevista la construcción inicial de siete edificios de viviendas con tres recámaras, sala y comedor mediante una primera inversión de 40 millones de pesos (mdp) de un total de 360 mdp; recursos que serán aportados por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.


En la reunión presidida por el legislador Iván de Jesús Esquer Cruz, los diputados Jorge Ernesto Hernández Sánchez y Emiliano Aguirre Cruz señalaron que la donación de este predio demuestra la coordinación entre la federación, estado y municipios, así como del Congreso local, para resolver un tema urgente y de carácter social, que es posible atender este tipo de fenómenos sin necesidad del Fondo Nacional de Desastres y que es posible garantizar el derecho a una vivienda digna.


Por su parte, el diputado Iván de Jesús Esquer destacó la celeridad con la que fue atendida esta propuesta, el entendimiento entre las fuerzas políticas y que la documentación se encuentra en orden, por lo que el proyecto debe iniciar sin ningún problema para que las familias tengan certeza jurídica sobre su nueva vivienda.