Discriminación y despido injustificado en el ODAPAS de Chimalhuacán



Luis Ayala Ramos

Chimalhuacán, México. Luego de 17 años de laborar en el Organismo Descentralizado de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Chimalhuacán, José Hernández Jiménez ya no pudo entrar a la dependencia, fue cuestionado y obligado a esperar más de 30 días en el patio en espera de ser recontratado.


En una carta abierta dirigida al director de ODAPAS, Bolívar Barrera Rodríguez, el señor José narra como el primero de enero del presenta año con la llegada de las nuevas autoridades le negaron la entrada a las oficinas administrativas.


Posteriormente lo interrogaron “¿De qué partido provienes? ¿Quién es tu enlace político? ¿Quién te recomendó para entrar a la administración?, me pareció un acto de discriminación, el que me hicieran todas esas preguntas”, dijo.



El resultado fue, que debía esperar y mantenerse en el estacionamiento de la institución hasta que acomodaran las plazas administrativas, ahora ya han pasado más de 30 días a la espera de su determinación soportando el hacinamiento, la intemperie del clima; frio, calor, llovizna, aire, sin ninguna medida sanitarias contra el covid-19.


“Somos muchos los trabajadores en la misma situación, a la espera de que se dignen a resolver nuestra situación laboral, esto va en contra de mis derechos humanos, laborales y naturales ya que todo hombre debe ser tratado con dignidad y respeto”, dijo.


Afirmó que está viviendo una situación precaria por lo que hace un llamado a la comisión de Derechos Humanos, medios de comunicación y a las autoridades para que conozcan la situación y se den cuenta del trato que están recibiendo los servidores públicos de las administraciones anteriores; exigimos justicia y una pronta solución a sus derechos.