Difunden paramédicos del SUEM medidas para prevenir hipotermia en Edoméx




Destacan paramédicos que se debe utilizar ropa gruesa, gorro, bufanda y guantes para mantener el calor corporal.


Informa que la causa más frecuente de intoxicación es calentar habitaciones con estufas o encender en lugares cerrados plantas de luz que usen gasolina.



Redacción El Monitor


Toluca, México. Las bajas temperaturas en temporada invernal son factor de riesgo para sufrir hipotermia, sin embargo, el uso de fogatas, chimeneas o anafres puede provocar intoxicación por monóxido de carbono.


En ese sentido, el Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM), reitera el llamado a aplicar medidas básicas de prevención, a fin de evitar estos percances.


La dependencia detalló que los casos de hipotermia se presentan cuando el cuerpo pierde calor y la temperatura desciende por debajo de los 35 grados centígrados, debido a lo anterior, el corazón, el sistema nervioso y otros órganos, no funcionan con normalidad.


La causa más frecuente es la exposición al clima frío o la inmersión en agua helada, por lo que se recomienda abrigar bien a la persona afectada, si está mojada, cambiar su ropa, cubrirla con una manta, darle bebidas calientes, evitar el alcohol, café o comida, mantener libres las vías respiratorias y trasladarla de inmediato a la unidad de salud más cercana.



La dependencia agregó que algunos síntomas son escalofríos, dificultad para hablar, respiración lenta, pulso débil, torpeza o falta de coordinación, somnolencia o poca energía, confusión, pérdida de memoria o del conocimiento, piel fría y de color rojo brillante.


Reiteró que las medidas básicas para prevenir la hipotermia son utilizar ropa gruesa, bufanda, guantes y gorro, comer alimentos de alto contenido en calorías como atoles y chocolates, no salir inmediatamente después de bañarse, no realizar excursiones a lugares con frío extremo.


Para reducir riesgos de intoxicación por monóxido de carbono, los paramédicos de esta institución recomendaron evitar calentar habitaciones con estufas o encender en lugares cerrados plantas de luz que usen gasolina.


Señalaron la importancia de limpiar chimeneas, impedir que haya autos prendidos cerca de habitaciones y nunca dormir con fogatas prendidas, pues la inhalación de gas es altamente letal y casi imperceptible al carecer de color, olor y sabor.


Los síntomas incluyen náuseas, vómitos, mareos, fatiga y en casos de gravedad, confusión, dolor de pecho y convulsión.



Si una persona presenta daños por monóxido, se debe atender de inmediato, proporcionarle aire fresco, apagar las fuentes donde provienen los gases, trasladarlo a una unidad médica u hospitalaria y descartar que otras personas presenten los mismos síntomas.


La dependencia pone a disposición los siguientes números para casos de emergencia: 911, 722-272-0122 y terminación 25.