Dejan pumas importantes pérdidas a ganaderos de Nanchititla


Saúl Suárez

Luvianos, México. Iluminación nocturna, uso de cohetones (pirotecnia) y hasta trampas, son algunas de las medidas que habitantes de la sierra de Nanchititla han tenido que implementar desde hace tiempo para tratar de reducir los ataques de pumas al ganado, principalmente al caprino, siendo esta la especie que según reportes, se ha visto más afectada por el problema.

Con evidentes heridas en el cuello y sin vísceras, así han encontrado pobladores a su ganado sin vida, principalmente de pequeña edad; estos ataques han sido reportados por lo menos en media docena de localidades, aunque se cree que el problema podría estar presente en gran parte de la sierra, solo que no existe una denuncia como tal que permita establecer un antecedente así como tener cifras oficiales.

En fechas recientes, a mediados de la semana pasada, habitantes de la localidad de Rincón de Arrayanes informaron sobre un nuevo ataque al ganado, donde el felino cobró la vida de una cabra; esta situación según trascendió, en esta comunidad ocurre todos los años, sin importar la temporada, donde anualmente se dan entre seis a ocho incidentes, afectando principalmente a cabras (chivos) de solo algunos meses de edad.

Campesinos abundaron que a partir de huellas de gran tamaño localizadas en las inmediaciones de los ataques, es que se ha podido establecer la presunta presencia de pumas, otros aspectos que refuerzan sus teorías es que en algunos de los casos han localizado cuerpos de cabras sin las vísceras mientras que en otros casos, ni cuerpos encuentran, solo notan que los rebaños o grupos se reducen.

En otras localidades de la Sierra, dichos ataques también han sido reportados por habitantes, quienes en muchos de los casos han tenido que tomar medidas como ir a la caza de este tipo de felinos que, incluso se han tenido que sacrificar cuando son encontrados infraganti atacando al ganado.

Sobre esto, es importante destacar que ya se han documentado casos, como el ocurrido en una localidad muy cercana a Cañadas de Nanchititla donde pobladores dispararon y quitaron la vida a uno de estos ejemplares; estos hechos fueron condenados por habitantes, grupos de conservadores e incluso por autoridades, sin embargo no surgieron ideas, opiniones ni alguna propuesta concreta para hacer frente al problema.

Cabe agregar que en algunas localidades, los ataques de pumas se han registrado desde hace 6, 5 o incluso 4 años en adelante, inclusive existen teorías que la población de los felinos en esta zona de Luvianos ha crecido, pues en ciertas poblaciones de la sierra ya no se han avistado armadillos, especie que según expertos, están en la lista de los alimentos del felino.

La causa del problema, ¿Quién invade a quién?...

En su manual titulado “PROTOCOLO DE ATENCIÓN A CONFLICTOS CON FELINOS SILVESTRES POR DEPREDACIÓN DE GANADO”, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas establece que la caza furtiva de animales que son presas del jaguar, (también aplica para el puma y otras especies), es factor para que ocurran los ataques al ganado como se documenta en este artículo.

El documento explica que eventos de la naturaleza, desde huracanes o incluso deforestación y afectaciones a las zonas boscosas que suelen ser refugio de los felinos, les obligan a buscar un nuevo habitad y modificar sus zonas de caza y sus presas, también hay factores como el crecimiento urbano, entre otros.

En síntesis, al juzgar por la situación que viven ganaderos y habitantes de Nanchititla, en este lugar existe un conflicto similar al que se tiene en otras regiones del país, y sobre este tema, autoridades únicamente se han limitado a decir que no hay denuncias formales de habitantes, argumento que dio el abril del 2019 a este medio informativo el Procurador del Medio Ambiente del Estado de México, Luis Eduardo Gómez García, quien cuestionado sobre, indico que esta dependencia no tiene conocimiento del problema.

Sin que exista un registro formal, se presume en los últimos años y por el ataque al ganado, en la sierra de Nanchititla se ha quitado la vida a varios ejemplares, esto no ha sido de manera intencional sino una manera en la que los lugareños buscan acabar con las pérdidas que registran ante la ausencia de algún tipo de plan que permita conservar al puma y no tener que cazarle.

www.elmonitoredomex.com es producido por periódico el monitor de Tejupilco. Todos los derechos reservados   c  2017. De no existir previa autorización por escrito de EL MONITOR DE TEJUPILCO, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (Incluyendo, pero no limitado a, contenido, texto, fotografías, audios, videos y logotipos). Si desea hacer uso de este contenido por favor  envie una solicitud al correo arriba publicado.