Concluye demolición de edificio inclinado que ponía en riesgo a vecinos




Luis Ayala Ramos

Ecatepec, México. Luego de un año de trabajos y procedimientos legales, el Gobierno de Ecatepec concluyó con la demolición y retiro de escombros del edificio inclinado, que ponía en riesgo a peatones, automovilistas y vecinos de las calles Fuego Nuevo y Tenochtitlán de la segunda sección de la colonia Ciudad Azteca.


El presidente municipal Fernando Vilchis Contreras informó que debido a diversas fallas estructurales y faltas en los procedimientos de construcción, el edificio construido durante la administración municipal 2016-2018, fue denunciado por vecinos de la citada comunidad ya que presentaba un hundimiento e inclinación que representaba un riesgo inminente.


El edificio que contaba con cinco niveles y aproximadamente 15 metros de altura, fue demolido por la empresa contratada por el gobierno municipal, la cual tuvo la instrucción de remover toda la estructura del lugar, incluyendo los cimientos.


En dicho inmueble se rentaban viviendas y además contaba con locales comerciales en la planta baja. Debido al riesgo que representaba la inclinación del mismo, las autoridades municipales notificaron en su momento a los inquilinos sobre el riesgo y la necesidad de desalojar el lugar.


El pasado mes de agosto de 2020, en atención a múltiples reportes ciudadanos, la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Ecatepec realizó una valoración del edificio, determinando que el mismo tenía fallas estructurales que representaban un riesgo tanto para los habitantes del inmueble como para los vecinos de la zona.



En septiembre de 2020, las autoridades municipales instruyeron el desalojo de los habitantes, para posteriormente solicitar de demolición del lugar, a lo cual los dueños del mismo se negaron, por lo cual interpusieron en repetidas ocasiones amparos para impedir que se derrumbara el edificio.


La última suspensión promovida por los dueños del lugar fue negada por un juez de distrito del Estado de México el mes de junio de 2021, fecha en la que se logró reanudar los trabajos de demolición que habían tenido que ser pausados mientras se desahogaba la resolución jurídica.


Actualmente el edificio ya fue retirado en su totalidad, así como los escombros que generaron los trabajos. En próximos días, las autoridades municipales abrirán nuevamente la avenida Fuego Nuevo, la cual se vio afectada durante más de un año por el riesgo de colapso.