Con alto espíritu de unidad se crea Observatorio de la Abogacía Mexiquense: Sodi Cuellar



Firmaron el acta constitutiva presidentes de al menos 30 Asociaciones, Barras y Colegios de Abogados de la entidad.



Redacción El Monitor


Toluca, México. “En cada Abogado, habrá un observador para que la administración de justicia en el Estado de México sea de calidad y sea reconocida como el mejor servicio de administración de justicia en la República mexicana”, indicó Ricardo Sodi Cuellar, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad, durante la ceremonia del Día del Abogado, y constitución de El Observatorio de la Abogacía Mexiquense, aparato donde se conjuntan, dijo, con alto espíritu de unión, los profesionales del derecho agrupados en las más diversas asociaciones, colegios y barras de abogados de la entidad.


Dignificar la profesión es uno de los primeros pasos, mediante diversas acciones consensuadas entre los integrantes de este grupo quienes plantean una serie de retos compartidos, desafíos que habrán de asumir como profesionales de la abogacía con el propósito de mejorar y fortalecer la administración y procuración de justicia en la entidad, esto mediante un órgano incluyente, donde todas las organizaciones integrantes habrá de generar el diálogo y los acuerdos para coadyuvar a que la administración de justicia mexiquense sea reconocida como el mejor servicio en la República Mexicana.



En la conformación inicial de este Observatorio de la Abogacía Mexiquense, se anota la firma de compromiso de los presidentes de al menos 30 barras, colegios y asociaciones de todas las regiones del estado de México, con quienes se trabajara arduamente para lograr una transformación más acorde a las necesidades actuales, con altos estándares de transparencia, propiciando el dialogo y la escucha en beneficio de la administración de justicia, lo cual ha de lograrse mediante este acto de unidad de las y los abogados de la entidad, reunidos en el Aula Magna de la Escuela Judicial, donde signaron el acta correspondiente.


Una de las primeras acciones de este observatorio es presentar una iniciativa de Ley de Arancel, dando así cauce a una de las primeras y principales inquietudes del gremio, indicó Ricardo Sodí Cuellar, al resaltar sus buenos augurios por está, que dijo, será Ley vanguardista para presentar a la próxima Legislatura. Previamente habrá de ser avalada por consenso de los integrantes para después presentarla ante el Consejo de la judicatura y finalmente ingresarla al Congreso local para su análisis y aprobación.

Otros temas en la agenda de este Observatorio de abogados será la creación de un manual de estilo para hacer más entendibles las resoluciones judiciales, un punto especial será reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial, con miras a privilegiar en todos sentidos la carrera judicial y sobre todo avanzar en la paridad de género entre jueces y magistrados, que al momento rebasa el 60 por ciento de varones y es menos del 40 por ciento de cargos para mujeres.



Estos y muchos más compromisos serán develados paulatinamente, en tanto se afiancen las acciones de este Observatorio de la Abogacía Mexiquense, cuyos primeros integrantes son los Presidentes de la Barra de las Américas Colegio de Abogados A.C.; Asociación Interdisciplinaria Unidad Juristas de México A.C.; Barra de Abogados de Ixtapaluca y Zona Oriente; Organización Mundial de Abogados; Colegio de Abogados del Valle de Texcoco A.C.; Colegio de Abogados “Lic. Adolfo López Mateos” A.C.; Academia Fiscal; Asociación de Abogados de Toluca; Foro de Abogados del Norte del Estado; Ilustre Colegio de Abogados de Amecameca y Zona Oriente; Colegio de Abogados del Estado de México, entre otros.


Resalta en el acta constitutiva la firma del Doctor en Derecho Carlos Macedo Aguilar, presidente del Consejo Directivo Nacional de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (CONCAAM), además de la Federación de Colegios, Barras y Asociaciones de Abogados del Estado de México, (FECOBAA) Enrique Antonio González Méndez, no podían faltar mujeres, y aunque en menor número se distinguió entre las firmas a la Presidenta del Colegio de Ciencias Jurídicas y Sociales, María de Lourdes Aguilar Espinoza; Rita Rosas Martínez, Presidenta del Colegio Nacional de Abogados Juaristas AC.; Paola Díaz Pérez presidenta de la barra de Abogados Ixtapaluca y Zona Oriente del estado de México.


El documento tiene también las rubricas, como testigos de honor, de Rodrigo Espeleta Aladro, secretario de Justicia y Derechos Humanos, María Elizabeth Millán García, presidenta de la Diputación Permanente de la LX Legislatura del Estado de México, José Dolores Alanís Tavira, director de la Facultad de Derecho de la UAEM, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, Fiscal General de Justicia, y los consejeros de la Judicatura, Pablo Espinosa Márquez y Enrique Vega Gómez.


En el presídium también estuvieron Rosa María Montiel Bastida, presidenta del Colegio de Notarios; Myrna García Morón, presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de México, Raúl Flores Bernal, presidente del Tribunal Electoral del Estado de México, y Juan Rodolfo Gómez Sánchez, presidente Municipal del Municipio de Toluca.

Tras los discursos oficiales y mensajes alusivos de invitados especiales, luego de firmar el acta que da origen y sentido a este observatorio de la Abogacía Mexiquense, como parte de la jornada conmemorativa por el Día del abogado y la abogada, los asistentes recibieron un espléndido regalo, la presentación teatral de Paco Silva con el monologo “Andrés Molina Enríquez”, de la compañía “Teatro Itinerante”, cuyo mensaje de reflexión invita a enorgullecerse de ser abogados.



Finalmente como digno colofón a esta congregación de líderes y representantes del gremio mexiquense de abogados y funcionarios del ramo, atendieron la Conferencia Magna “Los Desafíos de la justicia mexicana” impartida por el Ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz, quien emitió interesantes reflexiones en torno a conflictos y litigios, por ejemplo, dos cosas que no siempre se diferencian, y la mayoría de las veces se trata de un problema previo al acceso a la justicia, justo cuando se requieren más mecanismos de solución de controversias, mediaciones, resultando ya indispensable erradicar la idea de que los órganos jurisdiccionales son la única solución.