Caminan denuncias penales contra líder del SNTE Rigoberto Vargas por violencia contra profesoras




De los 70 botones de pánico otorgados a mujeres en el país, 12 los tienen profesoras de la sección 36 del SNTE.



Ana Lilia García Castelán


Toluca, México. Profesoras

violentadas por el líder de la sección 36 del SNTE, Rigoberto Vargas Cervantes, exigieron nuevamente su destitución, para poner fin a sus abusos y a los de su equipo, quienes continúan ejerciendo violencia sexual, laboral e institucional en contra de las mujeres del sector educativo.


En conferencia de prensa en esta ciudad capital, integrantes del “Colectivo 15 de Febrero Mujeres 36” destacaron que ante los actos del también diputado local, actualmente se encuentran en marcha diez denuncias penales contra Vargas Cervantes e integrantes de su equipo, así como 30 quejas ante la CODHEM. Indicaron que cinco de las denuncias, están en proceso de judicialización.



Advirtieron que ante el acoso y hechos que incluso ponen en riesgo la vida de varias profesoras violentadas, continuarán exigiendo la salida de Vargas Cervantes de la sección 36 del SNTE Valle de México.



La directora del Colectivo, Elizabeth Delgado Román, llamó a las autoridades a intervenir de inmediato, para frenar los alarmantes casos de violencia en que incurre el diputado mexiquense de Nueva Alianza, quien abusa de su poder para conseguir favores sexuales y arrebatar plazas a quienes han trabajado toda su vida, para entregarlas a sus amigos o familiares.



Delgado Román, quien también es coordinadora de la región 5 de la sección 36 del SNTE, destacó que la violencia de género ejercida por el líder sindical, llega al grado de que tras pasar 18 filtros, las autoridades consideraron que su vida está riesgo feminicida, y por ello les otorgaron 12 botones de pánico, de los 70 que se han otorgado anivel nacional.



Asimismo detalló que en respuesta a las constantes denuncias en su contra, el líder sindical responde a las ofendidas con cambios de adscripción en contra de las quejosas, a quienes envía a trabajar a lugares que se encuentran hasta 5 horas de distancia de sus domicilios.

Debido a la gravedad de la violencia en su contra,


Delgado Román, maestra federal, cuenta con un botón de pánico, así como otras tres de las mujeres que asistieron a la conferencia de prensa, quienes además cuentan, de manera permanente, con seguridad pública municipal para evitar que sean agredidas.


El colectivo está conformado por mujeres de distintas ocupaciones, principalmente trabajadoras de la educación, que han tenido que cambiar radicalmente su modo de vida debido a las amenazas que han recibido tras denunciar las agresiones en su contra.


Reiteró el llamado urgente e inmediato para realizar un cambio en la dirigencia de la sección 36 y terminar con la violencia que ejerce el líder Rigoberto Vargas y su equipo en contra de las profesoras.


La abogada del Colectivo, Eugenia Peñaloza, consideró que es inaceptable que un diputado local que debería estar haciendo leyes para proteger a las mujeres, sea quien ejerza esta violencia contra las trabajadoras de la educación, por lo que se debería analizar su desafuero como tal.


Por último, el Asesor Jurídico del colectivo José Manuel Ortiz Berna informó que diariamente reciben entre 5 y 10 quejas de trabajadoras de la sección 36 del SNTE por acoso y violencia de diversos tipos.


Reitetó que, de las 10 denuncias penales, cinco están por judicializarse, y que hay 30 quejas ante la CODHEM por la violación de los derechos humanos de las profesoras, mismas que fueron turnadas a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por su gravedad.