Buscan preservar el hábitat de la mariposa monarca en Atlautla



 

Redacción El Monitor


Atlautla, México. Colonos y autoridades de Atlautla buscar preservar el hábitat de la mariposa monarca, pues los bosques han sido afectados en los últimos años por el gusano descortezador y la falta de atención de los gobiernos en turno.  


Ante ello el presidente municipal Raúl Navarro Rivera, gestionó ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y logró la donación de 30 mil plantas de uso forestal de especies endémicas de la región de los volcanes.  


Con ese apoyo se dio inicio a una campaña de reforestación en las zonas boscosas afectadas por la tala, originada por la fuerte presencia de esta plaga que dañó cientos de árboles y tuvieron que ser derribados para detener su avance.  


El munícipe agradeció el apoyo de Raúl Solís Castro, Subgerente de Desarrollo Agrícola y Forestal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y de la Maestra en Ciencias Alma Refugio Zamorano, jefa del departamento de Forestación, que dieron respuesta a esta urgente demanda.  


Navarro Rivera destacó la labor altruismo de los funcionarios de Conagua y anunció que en los próximos días continuará con su apoyo y de su personal la mega jornada de reforestación donde el objetivo común es repoblar las zonas boscosas que fueron afectadas por el gusano descortezador.  


Dijo que será una acción de gran importancia para poder preservar en este municipio el hábitat de la mariposa Monarca, “cada año arriban millones de candelillas a nuestros bosques y tenemos que hacer todo para preservar su entorno ecológico ya que además de darnos identidad es una especie que forma parte del patrimonio de México”, concluyó.  


El gusano descortezador es un coleóptero (mariposas o polillas) herbívoro que pertenecen a la familia Curculionidae de tamaño muy pequeño; cavan galerías por debajo de la corteza de los árboles para alimentarse del floema o tejido vegetal por donde se transporta la savia de los pinos.  


Como respuesta, el árbol secreta resina que poco a poco lo asfixia en un periodo de 12 a 15 días, además de que pierde los canales de nutrición.