• MONITOR

Artesanos mexiquenses trabajan técnica de empuntado de rebozo




Realizan artistas textileros nudos y crean figuras en las puntas del rebozo para lograr un terminado de gran calidad.


Destaca maestro Marcelo Gómez Reséndiz, originario de Tenancingo, por la calidad y la finura de sus empuntados.




Redacción El Monitor


Tenancingo, México. Una de las prendas textiles mexiquenses que goza de mayor prestigio por su alto valor simbólico es el rebozo, bello lienzo que terminan en increíbles empuntados.


El municipio sureño de Tenancingo es cuna de esta vestimenta de gran tradición, ya que sus rebozos son conocidos a nivel nacional e internacional.


Después de realizar el lienzo se procede a la elaboración del empuntado, que es fundamental para realzar el rebozo. En su mayoría esta actividad es realizada por mujeres; sin embargo, también hay hombres que se involucran en el rapacejo, como Marcelo Gómez Reséndiz.


“Mi esposa me enseñó con el rebozo, ella me enseñó mis primeros pasos; empezamos a contar hilos, luego el sembrado y es así como empezamos con las figuras que son las rosas, las flores, estrellas y los cocoles”, mencionó el artesano.


“Trabajo lo que me gusta, en este caso lo de hacer puntas al rebozo porque uno así inicia y le va gustando ser artesano, me siento bien y si sigo practicando, iré mejorando; además, preservo parte de lo que nos da identidad a la comunidad y a Tenancingo”, agregó.


Es importante valorar el trabajo de las y los maestros artesanos del rebozo y de quienes realizan las puntas, porque no sólo dedican tiempo, sino también sus conocimientos para lograr la perpetuidad de sus piezas, innovándolas para colocarse en el gusto de los consumidores.


Visitar los talleres artesanales del Estado de México, donde emerge la riqueza artesanal, es una verdadera experiencia, por ello se invita a consumir las obras como una forma de preservación.


Desde el Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM), se fomenta el trabajo de las y los creadores mexiquenses; además se promueve la comercialización de estas piezas a través de las Tiendas Casart, donde hay variedad de artesanías de las 13 ramas artesanales que se trabajan en la entidad.