Acusan a quinto regidor de Valle de Chalco por usurpación de profesión



Ivan A. López

 

Valle de Chalco, México. El quinto regidor del Ayuntamiento de Valle de Chalco, Marco Antonio Vilchis Lara, firma documentos como licenciado sin serlo, pues no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas. 


María García, vecina de la localidad denunció que el servidor público no cuenta con la cédula profesional a pesar de que esté le asegura estudió en la Universidad Interamericana para el Desarrollo Humano (UNID) campus Valle de Chalco. 


La vecina decidió investigar luego de que le dieran un documento de la regiduría en el cual el regidor aparece como licenciado. Sin embargo, el representante popular emanado del Partido de Regeneración Nacional (Morena), incurre en un delito por firmar documentación oficial ostentando dicha profesión. 


De acuerdo al artículo 250 del código penal del país, el delito de usurpación de profesión se castiga con prisión de uno a seis años y una multa de cien a trescientos días de salario mínimo vigente. 


Para la legislación penal del Estado de México, en el artículo 176 capítulo VI señala que la usurpación de funciones públicas o de profesiones se castiga con cinco a diez años de prisión y de mil a cinco mil días de multa además de la inhabilitación para tener cargos públicos. 


La entrevistada reiteró que de acuerdo al Registro Nacional de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Vilchis Lara no cuenta con cédula profesional que lo acredite como profesionista. 


Vilchis Lara también ha firmado el bando municipal con el cargo de licenciado sin serlo, además de las actas de cabildo y documentación oficial, dijo María García. 


Para corroborar lo dicho por la vecina o desmentirlo, el regidor fue buscado en su oficina, pero no fue atendida la solicitud de audiencia debido a que el funcionario no se encontraba en ese momento. 


Otro caso parecido ocurrió en el Ayuntamiento de Amecameca, en el 2017, donde el entonces secretario del Ayuntamiento, Samuel Pérez Arellano, fue acusado por los miembros del cabildo por negarse a presentar su título profesional. 


Cabe señalar que la usurpación de profesiones no es un asunto nuevo entre funcionarios públicos y políticos, sin embargo, como las denuncias se hacen publicas y no se formalizan ante el Ministerio Público no hay una sanción para quien pudiera estar incurriendo en este tipo de ilícitos.