• MONITOR

Seguridad y Educación, lideran quejas ante Derechos Humanos en el sur



Toluca, México. Los rubros de seguridad pública y educación, son los que durante el año pasado sumaron la mayor cantidad de inconformidades y quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de México, señaló en entrevista para El Monitor, Víctor Delgado, visitador general del organismo, sede Toluca, que contempla la visitaduría adjunta regional en el sur, ubicada en Tejupilco.

Al cierre del 2018, la Fiscalía estatal, sumó 228 quejas ante la comisión estatal, le sigue la secretaría de seguridad que alcanzó 76 inconformidades, mientras que la secretaría de Educación acumuló 26 quejas ante el organismo, por presuntas violaciones a los derechos de la comunidad escolar.

Durante el 2017 se presentaron en la visitaduría adjunta del sur 250 quejas, de las cuales 62 fueron contra la Fiscalía, 50 contra la secretaría de seguridad y 33 contra la secretaría de educación pública, en tanto se ofrecieron 640 asesorías jurídicas.

Delgado Pérez, detalló que no todas las inconformidades que se presentan son procedentes, de ahí el número de asesorías que se dan a los ciudadanos, ya que si bien pueden existir agresiones incluso físicas, el organismo defensor de los derechos humanos no tiene competencia, sin embargo, éste los acompaña para que se presente la denuncia correspondiente ante un ministerio público o la instancia que corresponda según el caso.

En el rubro de seguridad, las quejas van desde detenciones arbitrarias, cateos sin mostrar las órdenes respectivas, o agresiones que la ciudadanía percibe en los diversos puntos de revisión que las autoridades estatales o incluso federales instalan de manera intermitente en la zona.

En torno a las quejas presentadas contra la secretaría de educación pública, éstas se concentran principalmente por el cobro de cuotas escolares, “generalmente se dan al principio del ciclo escolar, además de maltrato, a los niños e incluso malos entendidos entre padres de familia y maestros, por ejemplo el asunto de las sociedades de padres de familia es un punto que genera controversias”, puntualizó.

De igual forma, señaló que a raíz de las reforma de 2011, la naturaleza de las quejas, se ha diversificado, ya que han crecido las quejas por acoso laboral, es decir, entre compañeros de trabajo.

“A nivel de la sociedad sí ha permeado la cultura de la denuncia”, dijo, lo que habla de la confianza que se tiene en esta institución, tanto para denunciar, como en la repacación del daño.

“La comisión tiene mucha fuerza, el hecho de solicitar los informes a los directivos municipales, o a las instituciones educativas, sí les impacta y en su gran mayoría se resuelven a través de la conciliación, muchas veces la propia institución busca conciliar el conflicto. Los procedimientos establecidos nos dan armar para garantizar que no se transgredan los derechos humanos”, finalizó el funcionario.