• MONITOR

Acude multitud a procesión del Cristo negro



Manila, Filipinas.- Una enorme multitud de católicos filipinos, en su mayoría descalzos, participaron ayer en una estruendosa procesión detrás de una imagen de varios siglos de un Cristo negro, a pesar de los temores al terrorismo y los ataques del presidente Rodrigo Duterte a la fe católica.

La policía dijo no tener conocimiento de una amenaza concreta, pero envió más de 9 mil agentes, incluidas unidades antiexplosivos y un helicóptero, para dar seguridad a la procesión anual del Nazareno Negro por las calles de Manila. Se preveía la participación de unas 5 millones de personas en la procesión que se desarrolla desde el amanecer hasta medianoche.

Unos 800 mil devotos asistieron a una misa y las primeras horas de la procesión, dijo el director de la policía nacional, Oscar Albayalde. Decenas de miles se fueron sumando después a uno de los eventos religiosos más masivos de Asia.

Las autoridades prohibieron las bebidas alcohólicas y la portación de armas y bloquearon las señales de teléfonos celulares.

Muchos devotos trataban de acercarse por la fuerza al carruaje que transportaba la imagen, de tamaño natural.