• MONITOR

Ingresan a instalaciones de Pemex 900 elementos del Ejército



Novecientos elementos del Ejército ingresaron ayer a instalaciones estratégicas de Pemex, como parte del plan para vigilar la distribución de gasolina en todo el país y frenar el robo de combustible.

Al operativo federal contra este delito, el cual incluye la vigilancia a redes oficiales de complicidad, se sumarán en los próximos días un total de 4 mil militares, detalló el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien, a la par, negó un problema de desabasto a nivel nacional:

“Estamos cambiando todo el sistema de distribución, por eso en algunos puntos se ha padecido de desabasto, pero tiende a la normalidad porque estamos aplicados de tiempo completo a que no haya este problema. Les puedo decir a todos los mexicanos que tenemos gasolina suficiente, tenemos reservas suficientes”.

“Lo que estamos cuidando es la distribución —respondió—, cerrar los ductos para que no haya fugas. Los estamos abriendo con cuidado, y con cuidado significa que haya vigilancia del personal especializado. Hoy (ayer) se va a reforzar el plan de vigilancia de elementos del Ejército en instalaciones de Pemex y seguiremos fortaleciéndolo”.

Sobre el desabasto de gasolina en algunos estados, explicó: “No estamos distribuyendo como se hacía antes, abriendo los ductos de manera indiscriminada, sino controlando. Lo que sucedía era que a pesar de constatar el robo en los monitores de Pemex, las válvulas se mantenían abiertas. Ahora hay control. Se está buscando distribuir por ductos, pero también usando más pipas de los centros de almacenamiento a las gasolineras. Y ahí vamos graduando”.

Si es necesario, el gobierno lopezobradorista contempla de manera temporal modificar el sistema de distribución y hacerlo por completo mediante pipas.

El uso de pipas para distribuir es una estrategia transitoria y no permanente porque, dijo, es más cara en relación al transporte por ductos y al empleo de buque-tanques del sistema ferroviario.

La investigación contra gasolineras inclinadas a comprar combustible robado continúa, refirió el Presidente, quien envió además un mensaje a familias que viven del huachicoleo: “Los ingresos que obtenían por la vía ilegal, ahora los tienen en la economía legal: los jóvenes pueden inscribirse al programa de aprendices, el que quiera poner un pequeño negocio cuenta con crédito barato y se apoyará con becas a todos los estudiantes. Llamo a todo el pueblo a no caer en la ilegalidad. Nunca se justifica un acto ilegal, menos cuando hay opciones y se está dando un buen ejemplo desde el gobierno, porque antes robaban arriba y era común escuchar: Si ellos roban, ¿por qué nosotros no?”…