• MONITOR

Exhorto de la legislatura local, promueve producción y reciclaje de árboles navideños


• Fue propuesto por el diputado José Alberto Couttolenc, coordinador parlamentario del PVEM.


Toluca, México. A fin de impulsar la comercialización de árboles naturales de navidad en la entidad y facilitar su recolección y reciclaje, la 60 Legislatura aprobó, por unanimidad, un punto de acuerdo presentado por el diputado José Alberto Couttolenc Buentello, coordinador del Grupo Parlamentario del PVEM, que exhorta a la Protectora de Bosques del Estado de México y a los 125 ayuntamientos a colocar centros de acopio de árboles naturales de navidad una vez terminada la temporada.

El punto de acuerdo, al que solicitaron sumarse los grupos parlamentario de morena, PRI y PAN, también pide a la Secretaría del Medio Ambiente que coadyuve en el reciclaje total de los árboles, que realice campañas para incrementar su consumo y que, en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, impulse el crecimiento de la producción estatal de árboles naturales de navidad.

Couttolenc Buentello destacó que el Estado de México se ubica como la segunda entidad con mayor producción de árboles en el país, e indicó, según cifras del Inventario Nacional Forestal, cuenta con tres mil 674 hectáreas de plantaciones de árboles de navidad naturales, ubicadas en los municipios de Almoloya de Juárez, Amecameca, Huixquilucan, Tlalmanalco, Valle de Bravo, Villa del Carbón y Xonacatlán, principalmente.

Explicó que los árboles de navidad naturales, una vez que han concluido su función, pueden ser reciclados en su totalidad y se pueden ocupar como composta o como fertilizante para la producción de más árboles de su especie, mientras que su madera se puede aprovechar para la creación de artesanías o como combustible.

Debido a que la demanda nacional de este tipo de árboles es de aproximadamente 2.3 millones, aseguró que México debe de ser potencia forestal. Por lo anterior, destacó la importancia de apoyar la actividad que contribuye a mitigar los efectos del cambio climático al contribuir a la restauración de la cobertura arbórea, facilitar la filtración de agua y la recarga de los mantos acuíferos, mejorar la calidad del aire, prevenir la erosión del suelo y contener el avance de la mancha urbana, así como al desarrollo de la economía mexiquense al favorecer la creación de empleos y la atracción de turismo.