• MONITOR

Envían ministeriales corruptos al sur



*Rubén Hernández Esparza, actual agente de la Fiscalía de Justicia del Estado de México, asignado al municipio de Tejupilco, es investigado por secuestro.

Toluca, México. Aunque se encuentra acusado de varios delitos y fue dado de baja de la Fiscalía de Michoacán, Rubén Hernández Esparza, fue contratado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), y enviado a la región Tejupilco, donde se desempeña como agente.

El ministerial que se encuentra bajo investigación, por el secuestro de un empresario en Ciudad de México, se desempeñaba como agente de la fiscalía del estado de Michoacán, de donde fue retirado recientemente junto con su jefe, Francisco Carreón García, por no aprobar los exámenes de control de confianza.

Actualmente Rubén es investigado por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), por la acusación de ser el líder de una banda de secuestradores. En las investigaciones descubrieron que recientemente fue contratado por la Policía de Investigación del Estado de México.

A mediados de año, fue dado de alta como Agente Investigador Operativo R-3 en la Fiscalía regional de Tejupilco, en donde se le conoce como ‘el Maverick’.

De acuerdo con la investigación, luego de ser despedido de la fiscalía de Michoacán, así como de la Policía Federal por no pasar los exámenes de control de confianza, Hernández Esparza fue dado de alta en la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, donde labora una vez más, bajo el mando de Francisco Carreón García.

Actualmente Carreón García es comandante regional en Tejupilco y el ‘Maverick’ agente ministerial en el mismo lugar, bajo el mando del fiscal regional Eloy Peralta.

Ambos sujetos fueron dados de alta el mismo día en la fiscalía mexiquense. Esto, a pesar de que Hernández Esparza es investigado junto con otros elementos de la Procuraduría de la Ciudad de México y de la Fiscalía del Edomex por su participación en el secuestro de un empresario hotelero.

La investigación establece que fue Rubén, quien encabezó el secuestro de un empresario hotelero, al que le quitaron 12 millones de pesos, con el apoyo de elementos de la Policía de Investigación, agentes del Estado de México y algunas madrinas.

Fuente: Excélsior