• MONITOR

Siguen en busca de conductor de pipa que cayó en río de Luvianos



*Familiares y pobladores lamentan indiferencia del Alcalde Luvianense Aníbal Martínez

*Rescatistas apoyados con un buzo profesional se apresuran en la búsqueda.

Luvianos, México. A casi tres días, continúa la búsqueda del conductor de la pipa que se desbarrancó en San Juan Acatitlán, municipio de Luvianos el pasado viernes.

Se presume que su cuerpo fue arrastrado por el río en donde terminó destruido el pesado vehículo que conducía, mismo que rompió parte de las barras de contención del puente, desde donde cayó al vació, para estrellarse sobre las rocas.

Una brigada de rescate profesional apoyada por un buzo y varios pobladores, hacen lo posible por encontrar al conductor de la pipa, según informó Alfredo Jaimes Benítez, presidente municipal electo de Luvianos, quien se ha mantenido pendiente del caso desde que le notificaron del accidente y le anunciaron el fallecimiento de dos personas de su equipo de trabajo.

También se han organizado los pobladores en varias brigadas, unos recorren aguas abajo en el perímetro que consideran pueda estar el cadáver, con apoyo de los vecinos de las comunidades cercanas al cauce del río; otros preparándoles comida y agua a los voluntarios; otros más sumados en oraciones, en espera de encontrarlo pronto.

Desde ese día (viernes 9 de noviembre), los pobladores de San Juan Acatitlán y comunidades vecinas se dieron a la tarea de apoyar en labores de rescate y búsqueda; los informes al respecto se han obtenido de la población, se desconoce los motivos de silencio de parte de la autoridad municipal, ni siquiera protección civil ha emitido un reporte oficial; su espacio en internet permanece inactivo, el último informe y fotos colocadas corresponden al pasado mes de septiembre cuando se inundaron casas en la cabecera municipal.

La familia del operador, identificado como Heriberto Reyes Jaimes, mantienen la esperanza, aunque las condiciones del accidente impiden ser optimistas; aseguran que sólo han recibido el respaldo de sus vecinos; lamentan la situación que prevalece, pues les resulta evidente, dijeron, que por cuestión partidista el ayuntamiento presidido por Aníbal Martínez Peñaloza se ha desobligado de ordenar y dirigir acciones prontas y precisas para el rescate.

El señor Beto (como lo conocen) sigue desaparecido, pero como forma parte del equipo de trabajo del presidente municipal electo Alfredo Jaimes, pues han dejado la responsabilidad y ni una mención siquiera les ha merecido este problema, indicaron indignados.

El silencio del actual alcalde perredista y la inmovilidad del ayuntamiento ante un caso tan impactante para la población despertó suspicacias y comentarios entre la gente, que repudia la indiferencia de las autoridades ante este lamentable suceso; por tres días se han organizado en varios grupos para buscar en la riviera del río, con la esperanza de encontrarlo.