• MONITOR

Escala inconformidad policiaca en el sur



Zona Sur, Estado de México. La inconformidad de elementos de la Secretaria de Seguridad del Estado de México, destacados en el sur de la entidad, está en plena efervescencia tras la reciente emboscada que sufrieron sus compañeros en el municipio de Almoloya de Alquisiras.

Uniformados enviados a la zona de Tierra Caliente, denunciaron que se encuentran indefensos ante la ola de violencia que se enfrenta en municipios como Luvianos, Tejupilco, Tlatlaya y Temascaltepec, entre otros, donde sus recursos son “ridículos”, comparados con los de la delincuencia organizada.

Policías estatales, que pidieron omitir sus nombres, para evitar represalias, acusaron que son enviados a esa peligrosa región, a bordo de patrullas inservibles que carecen hasta de llantas en buenas condiciones; dijeron que además no cuentan con vales de gasolina, chalecos antibalas y ni municiones, lo que los pone en desventaja frente a los grupos criminales que operan en la región.

En municipios como Luvianos y Tejupilco, apuntaron, lo mejor es de patrullar cuando cae la noche, porque si de día es peligroso en la oscuridad mucho peor, sobre todo cuando no cuentan con las mínimas condiciones para hacer frente a los delincuentes. Ante el clima de inseguridad –dijeron-, lo mejor sería encuartelarnos durante las noches, “no hay forma de ganar de ir un paso delante de los grupos criminales”.

Los inconformes, en su mayoría originarios de municipios alejados de la zona sur, dicen que temen por sus vidas y es tanto su enojo por el famoso programa de rotación, que se están organizando para llevar a cabo una manifestación.

Dicen que además de exponer sus vidas en lugares donde grupos del narcotráfico tienen el control, viven alejados de sus familias, deben pagar de su magro salario comida, vivienda y hasta gasolina para sus unidades.

“No queremos acabar como nuestros compañeros de Almoloya de Alquisiras”, señaló un elemento que pidió únicamente ser identificado como como Alexis.