• MONITOR

Marchan miles del sector salud,  denuncian desabasto y rezagos


Toluca, México. Este lunes, al menos ocho mil trabajadores del sector salud procedentes de la zona metropolitana del Valle de México y municipios del valle de Toluca, realizaron una marcha en el centro de la capital mexiquense, para exigir un aumento salarial al personal operativo, pago de prestaciones atrasadas e investigar presuntos desvíos cometidos por el exsecretario, César Nomar Gómez Monge, a quien acusaron de hundir al sector en una severa crisis, pues se desconoce el destino de miles de millones de pesos.

Desde temprano, los inconformes congestionaron las inmediaciones del centro histórico de la ciudad, los médicos, enfermeras, personal técnico y administrativo, iniciaron con una marcha que partió desde diversos puntos, hasta la plaza cívica, lo que provocó congestionamientos severos a lo largo del día.

En su recorrido y portando enormes mantas, carteles y cartulinas, los trabajadores igualmente exigieron el pago de la prestación por “riesgo de trabajo” para todos aquellos en posibilidades de recibirlo, reposición de calzado, uniformes y otras prestaciones que no reciben desde el 2017 y prácticamente todo el 2018.

Los contingentes, fueron encabezados por Ramón Alvarado Pérez, secretario general de la sección 23 y Honoria Arellano Campo, secretaria general de la sección 19 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud, además de Domingo Ortuño, dirigente estatal del Sindicato de Trabajadores de la Salud, así como contingentes procedentes de las secciones sindicales 9, 19, 22 y 23 del valle de Toluca y la zona conurbada del Valle de México.

Aseguraron que llevan meses y meses en crisis, sin que las autoridades de salud del gobierno del Estado de México se hagan responsables del agudo problema que enfrentan y que está afectando la calidad en los servicios y a miles de usuarios del sector, ya que no cuentan ni siquiera con el llamado “cuadro básico de medicamentos” para atender a los pacientes.

Destacaron que en muchos hospitales y clínicas del sector salud del gobierno mexiquense, no se ofrecen servicios en la calidad en cantidad requeridos, debido a la crisis en el abasto de medicamentos y equipo que enfrentan, además de que otros servicios que requieren para la prestación de los servicios, también están fallando, como el suministro de equipos.