• MONITOR

Antídoto “casero” contra piquete de alacrán en el sur


Tejupilco, México. Ante la escasez de suero para contrarestar el veneno del alacrán que habita en la región sur de la entidad, muchas familias calentanas, optan por continuar con la vieja usanza de fabricar su propio antídoto, para hacer frente a las emergencias que se presentan por el piquete de arácnido.

Desde hace 60 años, mi madre fabricaba su propio suero, allá en la comunidad de Las Paredes, donde en esa época era imposible encontrar un médico y menos suero como el que ahora se usa en las clínicas, apuntó doña Herminia Porcayo Linares, vecina de este municipio.

Destaca que el “remedio casero” que aún se usa para evitar morir envenenados tras sufrir una picadura de alacrán, está elaborado con una serie de hierbas, alcohol en el que se echan incluso alacranes. A ese remedio, dice que se suma otro que no es más que caldo de zopilote, que aunque repulsivo, también es muy efectivo contra el envenenamiento.

La mujer de 70 años de edad, considera que aún en pleno siglo XXI, no pueden estar atenidos a los servicios de salud en la zona, donde hay escasez de antídoto, por lo que muchos deben comprarlo a precio que pocas veces está a su alcance, a veces llega a costar hasta 700 pesos.

Aquí la gente está acostumbrada a las picaduras del alacrán y de víbora, por eso ya sabemos que hacer, cuando la picadura ocurre en la noche, es indispensable tener el remedio a la mano, no da tiempo de ir hasta la clínica, precisó.

Datos del sector salud, indican que cada año se registran en el sur mexiquense, al menos 5 mil picaduras de animales ponzoñosos, principalmente de alacrán, lo que obliga a la población a estar preparada ante cualquier eventualidad.

En la región sur del Estado de México, en municipios como Tejupilco, Tlatlaya y Luvianos, además de Zacazonapan, Otzoloapan y otros de tierra caliente, habita una de las siete especies de alacranes más venenosos de todo México que se denomina Centruroides limpidus limpidus, debido a su clima, vegetación y sobre todo su altura sobre el nivel del mar.

De acuerdo con la estadística es en el municipio de Luvianos, es donde más ocurre este tipo de ataques, seguido de Tejupilco y Tlatlaya, por lo que están obligados a contar con suficiente abasto de antídoto para el piquete de alacrán.

La sala de urgencias del hospital general de Tejupilco, recibe cada día personas que llega con síntomas de vómito, insuficiencia respiratoria, ello, debido a la picadura de un alacrán, por lo que de manera inmediata se tiene que brindar atención al paciente, pues puede llegar a morir.

Aunque también se tienen problemas de mordeduras de serpiente o la llamada chinche besucona o trompuda, señaló que la picadura de alacrán es la más común en esta zona de la entidad, “el mayor número de casos los tenemos en temporada de mucho calor e inclusive en temporada invernal, pues los alacranes buscan el calor dentro de los hogares”, añadió.