• MONITOR

Sufren futbolistas de Luvianos por falta de apoyo y espacios



Luvianos, México. La tradición futbolera de Luvianos debe tener mejores expectativas, y abatir el estancamiento dado entre la comunidad deportiva, pues merecen incluso estar en la tercera división con su propio equipo, como lo tienen Tejupilco; y sobre todo deben tener espacios mas dignos y bien acondicionados, sin embargo los gobiernos municipales han dejado de lado este rubro, indicó el profesor Hernández, quien refiere igualmente el abandono al campo "Francisco Ugarte" y muchas otras canchas de este municipio.

El talento de los futbolistas luvianenses merece mayor atención, darle verdadera importancia tanto a los equipos varoniles como femeniles, pues también las mujeres han resultado muy hábiles para el balompie, pero son pocos los incentivos y los espacios no tienen buenas condiciones, esto también es parte de los propios futbolistas quienes no se muestran muy interesados en mejorar sus campos para jugar.

Este descuido es muy notorio en el campo de la cabecera municipal, donde se coloco hace años un busto de Francisco Arce, en homenaje y reconocimiento por lo mucho que hizo para fomentar este deporte y apoyar a niños y jóvenes para su practica, además de donar el terreno para la cancha que se ha convertido en sitio de tradicional convivencia.

Lamentable este pequeño monumento y las placas conmemorativas lucen muy descuidadas, fueron colocadas en honor de Francisco Ugarte y otra para Conrado Arroyo Jaimes, conocido como "Colas"; en ese espacio donde se colocó el rostro en bronce del recordado luvianense lo usan incluso de baño publico; aunque los de la liga han puesto mucho empeño y cuidado en las instalaciones no logran el nivel optimo requerido, los baños, las gradas, el campo desnivelado, muchas son las necesidades.

También en las canchas deportivas de fútbol de varias comunidades, mucho se debe invertir para que la juventud tenga los espacios necesarios para jugar el deporte mas popular en Luvianos, junto con el voleibol; talento hay de sobra, y eso merece mayor atención de las autoridades, y también de la población y los mismos deportistas, por ejemplo para mantener lo mejor posible las instalaciones del campo deportivo.