• MONITOR

En Tixca, aumentan cantinas clandestinas



Texcaltitlán, México. Ante la falta de inspectores municipales y el contubernio de la policía, en los últimos tres años aparecieron nuevos establecimientos para la venta de bebidas alcohólicas, los cuales operan sin contar con el permiso correspondiente.

Se estima que tan solo en la cabecera municipal, existen más de siete lugares que venden licor sin la autorización para este tipo de actividad comercial.

El comercio ilegal es ejercido por personas que viven dentro de las comunidades del municipio y que con el silencio cómplice de algunos vecinos suelen salir airosos de los pocos operativos que realizan las autoridades.

Es muy difícil comprobar la ilegalidad para sancionar a los culpables debido a que al ser cuestionados, los residentes afirman que las bebidas son para el consumo familiar. Sin embargo, no es lógico que una familia de cuatro miembros compre 30 cajas de cerveza.

"A partir de la administración actual se han dado a la tarea de fomentar cantinas porque lo ven como un negocio, ahorita hay dos y son líderes que apoyan a la presidenta en su campaña", expuso Mario Anibal Domínguez, habitante de la cabecera municipal.

Además de esta inconformidad, indicó que actualmente la comunidad enfrenta diversas problemáticas en lo que respecta al alumbrado público, recolección de basura, entre otros asuntos que no son resueltos y menos ahora que la prioridad es la campaña de la actual presidenta, Zoila Huerta.