• MONITOR

Echan abajo residencial en zona protegida de Valle de B.



Valle de Bravo, México. La asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) así como un grupo de ciudadanos vallesanos, promovieron un amparo para revertir el cambio de uso de suelo de zona natural protegida a urbano-habitacional, que en 2015 autorizó el ayuntamiento y el Gobierno del Estado de México, a efecto de que 78.94 hectáreas de Bosques de Pamejé sean destinadas a la construcción de un fraccionamiento.

De acuerdo con un comunicado de MCCI, Tristán Manuel Canales Najjar, diputado federal por el PRI en la LXIII Legislatura, impulsa en Valle de Bravo el desarrollo de lujosas viviendas a expensas de la tala de árboles de en el área área natural protegida referida.

Cabe destacar -detalla el documento- que para realizar este complejo habitacional, en noviembre de 2015, con respaldo del entonces presidente municipal de Valle de Bravo, Francisco Reynoso Israde; de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Estado de México, se cambió el uso de suelo de 78.94 hectáreas de área natural protegida-zona forestal a urbano habitacional.

Sin embargo, a nivel federal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha negado en dos ocasiones la autorización de impacto ambiental.

No obstante, advierte MCCI, el diputado priista podrá volver a presentar nuevas solicitudes a la autoridad ambiental modificando mínimamente el proyecto, por ejemplo, reducir el número de viviendas a construir.

Desde 1941 el bosque en cuestión es considerada Zona Protectora Forestal; en 2003 se declaró: “Santuario del Agua Valle de Bravo” y en 2005 se catalogó como “área natural protegida de competencia federal”.