• MONITOR

Al rescate de producción de sal en Tejupilco


*Secretaria de Cultura y UTSEM, buscan marca propia para este producto artesanal de San Miguel Ixtapan.

*La elaboración de este mineral se realiza desde hace mil años.

Tejupilco, México. A modo de un primer ejercicio de análisis y proyección sobre las posibilidades de crear una marca propia y colocar a la sal de San Miguel Ixtapan en mercados selectos, a fin de acercarla a la población; el rector de la Universidad Tecnológica del Sur del Estado de México, Alejandro Mojica Salgado y el director del Museo y Zona Arqueológica de la referida población, Víctor Osorio Ogarrio, llevaron a cabo una plática en torno a este proyecto, en el que resulta imprescindible la participación de pobladores que aún conservan vigente dicha actividad.

Durante el primer recorrido arqueológico y naturista realizado en la comunidad de San Miguel Ixtapan, donde ambos funcionarios anunciaron que a través de la Universidad se desarrollará un proyecto para el rescate y preservación de la elaboración de sal artesanal, práctica que varias generaciones de este lugar han conservado desde hace mil años.

Como aspectos básicos de este proyecto, se prevé capacitar a más pobladores respecto al proceso de elaboración de sal, posteriormente, crear una marca y slogan, así como llevar a cabo una campaña de promoción de este producto, resaltando la importancia del proceso y la antigüedad que este tiene, a fin de sensibilizar al consumidor sobre su colaboración, para mantener viva esta valiosa tradición en Tejupilco.

Aun cuando no hay una fecha probable para concretar este proyecto, por ahora, se trabaja en las directrices antes referidas, donde existirá coordinación entre el director del Museo y Zona Arqueológica y la referida Universidad.

El recorrido arqueológico y naturista que inició en la zona arqueológica, continuó en el museo y concluyó en los patios donde se elabora la tradicional sal de San Miguel Ixtapan, Víctor Osorio Ogarrio explicó a un grupo de alumnos y académicos el proceso de elaboración de sal, la cual distingue a Tejupilco como uno de los dos municipios en el país donde aún se conserva la técnica de los poches, o depósitos de concreto y piedra donde se almacena el agua que en cuestión de tres a cuatro días se evapora para dar forma a dicho mineral.

En este lugar, Don Sabino Flores Sandoval, conocido salinero (artesano de la sal) dedicado a esta actividad durante 10 años, recordó que tiempo atrás eran alrededor de 30 las personas que elaboraban sal, ahora solo son 7 u 8, “los jóvenes ya no se interesan, cuando tienen la edad suficiente se van para Estados Unidos”, señaló.

Agregó que en su juventud cuando realizaba esta actividad, acudían por las tardes incluso por las noches al pozo ubicado sobre las riveras del rio para extraer el agua que después almacenaban en los poches (tanques), en aquel entonces elaborados utilizando resina de pino, ahora sustituida por concreto.

Actualmente la elaboración de la sal tiene lugar durante los meses de enero a mayo, pues en temporada de lluvias el pozo de agua salada se inunda con el agua del rio, mientras que los poches se cubren a diario con las precipitaciones pluviales, impidiendo que se lleve a cabo el proceso de evaporación.