• MONITOR

EDITORIAL



Luvianos, México. Complicidades y medias mentiras, emanadas de los “grupos de poder” local tienen en ascuas a la ciudadanía de Luvianos, luego de que se regó la especie que al alcalde sus “patrocinadores” lo habían obligado a renunciar tanto a la Presidencia Municipal, como a la candidatura para repetir; para remachar la especulación que impera en la comunidad se difundió que había sido detenido por la Marina como presunto responsable de nexos con los delincuentes en la región, a la fecha, aparte que “nadie sabe, nadie supo”, Aníbal Martinez Peñaloza, no aparece, ni los dirigentes de su partido, ni las autoridades, ni sus familiares, confirman o desmienten las versiones.

Sin embargo, unos dicen que fue capturado por las autoridades correspondientes, semanas después al “operativo regional” que se realizó para desmantelar una de las bandas que operan en la zona, que tienen asolada a la población con sus actividades ilícitas.

La tensión social aumenta en ésta época tan especial y por las rencillas entre los partidos y las enemistades entre los candidatos, que le inventan a los contrarios cuanta porquería, lo real es que Aníbal Martínez Peñaloza, ya no es presidente, que se había postulado para la reelección, y ya no es candidato.

Hasta hace poco, en su partido –el PRD-, todo iba bien, hasta que las pasiones humanas y los intereses financieros llegaron para quedarse y se armó el lío en el que andan metidos tanto amigos como enemigos del exalcalde y ahora ya excandidato.

Las reacciones en redes sociales a este rumor han sido variadas, muchos se alegran, otros, también muchos, defienden a capa y espada al exalcalde, quien pese a todo evidentemente aún cuenta con lealtades, al menos entre la población que lo apoyó para llegar a donde estaba, quizá algo bueno hizo durante el tiempo en que gobernó Luvianos, el municipio 124 o 125 –como se quiera del Estado de México, donde nació al mismo tiempo que San Felipe del Progreso-.

Aquí en ese pedazo de la región calentana, el tiempo parece haber parado; en Luvianos se percibe tristeza, abandono, sus calles llenas de basura en medio del calor infernal del estío, son quizás sólo el preludio de lo que aún se verá, en cuando arranque de manera formal la contienda electoral para renovar los 125 ayuntamientos, el Congreso Local y la presidencia de México. Sea que está detenido, sea que anda de parranda, sea que es inocente o culpable, he aquí el resultado de la “calentura política” en la calentana región mexiquense…