• MONITOR

Entre diputados te veas...



*¿Por qué con Morena?

Tejupilco, México. Una materia es la vocación de servicio, otra la ambición de poder; otra la codicia por el dinero y otra es la traición a la militancia que lo impulsó para la diputación local, en la LIX Legislatura Mexiquense, ahora, sale el legislador local con ¿licencia?, Anthony Domínguez Vargas que su “pasión” es servir a sus paisanos y como el PRI, le negó la postulación para alcalde en ésta municipalidad, simplemente renuncia al tricolor, se afilia a MORENA, para ser el candidato de ese partido a la presidencia municipal...

Si tal “movida” es producto de su obediencia a sus patrocinadores políticos, malo; su la decisión es a título personal peor, porque deja muchos pendientes, quizá el más pesado sea la averiguación que sobre los hospitales que está haciendo el OSFEM, en los que “aparece” involucrado con los malos manejos que encabezó César Nomar Gómez Monge, titular de la Secretaria de Salud, hasta septiembre del año pasado y de las diligencias que ejecuta la Auditoría Superior de la Federación en el rubro agrario, con todas las gestiones que en esa región mexiquense realizó la SAGARPA de Calzada Rovirosa...

En el mismo tenor pudiera estar la juventud de la entidad, considerando que “era”, el presidente de la comisión de la juventud en la LIX Legislatura Local, cargo que se fue de opaco a gris oscuro cuando fue el responsable...

Todo lo anterior nos lleva al charco de las interrogantes..

La realidad es que el diputado “guache” como le conocen en su distrito sureño, no la tiene nada sencilla, frente a un PRI que cerrará filas en torno a su contrincante más peligroso y un Morena enojado por su postulación. En este caso, el abanderado del partido de López Obrador al ayuntamiento de este lugar, tendrá que vérselas sola al menos en Tejupilco y municipios vecinos, donde es evidente que la incipiente tribu morenista, no moverá un dedo para llevarlo al triunfo. Al considerarlo usurpador de la candidatura que hoy ostenta, los militantes de Morena, en el caso del diputado, irán a una elección perversa, de esas de “brazos caídos” que bien se conocen.

La pregunta del millón es si en realidad al joven político le urge ayudar a sus paisanos –lo cual poco hizo durante su gestión como diputado local- o bien, requiere algún tipo de poder, que en este caso tendrá que ser supremo, para blindarse de las posibles consecuencias que pudiera traerle su aciaga relación con el ex secretario de salud mexiquense.