• MONITOR

Editorial



Tejupilco, México. “Desgarrarse las vestiduras”, es un término aplicado, cuando alguien quiere llamar la atención pública para su tragedia personal; en el caso de “palpitante actualidad internacional” los gobiernos mexicanos, -federal, estatales y municipales-, están en esa sintonía para ocultar todas las omisiones, en las que han incurrido, desde que tomó posesión el actual presidente de los Estados Unidos de América, fecha en que advirtió al mundo, -principalmente a México-, como iba a ejercer su política exterior, con amenazas al TLCAN, con represalias a partir del primer minuto de su gestión como tal.

No hubo protestas, se invocaron negociaciones, mientras sus insultos, sus racismos y sus odios personales eran aplicados a los mexicanos, especialmente; se difundieron “mesas” de un “dialogo de sordomudos”, se establecieron plazos para los acuerdos, entretanto las amenazas y las “medidas” se cumplían en perjuicio de los “extranjeros” en ese país; satanizaron y condenaron a Latinoamérica, expulsaron y deportaron a quien se les hacía “sospechoso”, en fin mil y una agresiones contra la gente latina, mexicanos en su gran mayoría y los gobiernos mexicanos, se hicieron de la vista gorda.

Basta un dato: éste municipio es semillero de trabajadores para el “otro lado” ---camionadas enteras a las pizcas, --- y son varios los puntos de la entidad en similares circunstancias y en todo el territorio mexicano los lugares son de todos conocidos, -a la fecha hay muchos mexicanos que pueden “platicar” los tratos recibidos por la política del gobierno estadounidense actual contra ellos, en el otro lado y en éste asunto, todos los que debían defender a los trabajadores mexicanos, ilegales o no, se sometieron a los dictados de las negociaciones-, cada vez más infames, para no perder el TLCAN, que se estaba negociando.

El presidente de U.S.A, siguió en su personal persecución y recién la enésima amenaza, poner a su ejército a cuidar su frontera con nuestro País, para impedir el tránsito ilegal de todos los latinoamericanos, -repetimos, principalmente a los mexicanos-, hacia su territorio, con el adicional la exigencia a México, para que aplique sus leyes a fin de detener el flujo de centro y sudamericanos, en nuestro país para que no lleguen a los USA... Mexicanos al fin, la Cámara de Senadores picó los amores propios, -hasta ahora-, de los demagogos nacionales, y comenzó el reclamo nacional generalizado, -previa la bandera para envolver el físico, y condenar lo que a juicio de ellos, es una acción de lesa patria. Así, “comentocrátas”, de la red televisiva, “presidenciables”, por sí o sus voceros, dirigentes partidistas, -nomás faltó que las mascotas domésticas hicieran una manifestación-, contra las amenazas de presidente de USA, pidiendo la cabeza del malvado, “colgándose” de la circunstancia, para “presumir” su nacionalidad.

Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso e Ildefonso Guajardo Villarreal, tienen encima una gran tarea: marcar las pautas de la relación bilateral y nuestros cónsules y el embajador mexicano en USA, tienen mucho que explicar y algunos capítulos que revisar...