• MONITOR

Consentido


*Destruir coalición Morena: exatlón del PRI-gobierno.

La batalla legal que desde las entrañas del poder polí


tico se deviene para desarmar la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social) en el Estado de México está en su punto de ebullición más elevado.

El PRI-gobierno, aliado a los poderes públicos supuestamente independientes pero con los que amista desde hace décadas, lanza certeros golpes contra esta coalición que se prevé, podría gobernar 60 de los 125 municipios mexiquenses, así como llevarse una arrolladora mayoría en el Congreso local, lo cual le quitaría gobernabilidad al ejecutivo estatal, Alfredo Del Mazo.

Ahí radica el peligro que representa la coalición que conforman Morena-PT y el PES, que el PRI pase a ser segunda fuerza política en un estado que hasta hoy es su bastión por excelencia, la joya de la corona.

Ello aunado, a truncar el proyecto a mediano plazo de Del Mazo Maza, que como todo gobernador del Edoméx, ve en Los Pinos una meta posible en su carrera.

Luego de distintos recursos interpuestos por el PRI en la esfera local, sin éxito, para restarle a Morena sus aliados, el pasado 15 de marzo, la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo de la coalición Juntos Haremos Historia, que en el Edoméx postularía candidatos en 44 distritos locales y en 119 de 125 ayuntamientos.

El argumento es ambiguo: que dicho convenio partidista no tiene concordancia con el nacional, además de que no precisa qué tipo de participación conjunta tendrán, si se refiere a una candidatura común o coalición, en qué entidad, con qué partidos, qué plataforma electoral, para qué proceso electoral y que adolece del vicio de nulidad relativa.

La lectura es clara, se trata de un desquite y los magistrados de la Sala Regional del TEPJF le está haciendo el favor al PRI, ya que días previos, la misma sala regional revocó el convenio de candidatura común del PRI, Verde y Nueva Alianza para 15 distritos locales, por considerar desproporcionada la relación entre candidaturas y porcentaje de votos para cada partido.

El parking jurídico tanto de Morena, como del PT y Encuentro Social ya presentaron un Recurso de Reconsideración en contra de la sentencia emitida bajo el argumento de que, primero, la revocación de la coalición Juntos Haremos Historia viola el principio de debida fundamentación pues cita el artículo 276 de la Ley General de Partidos Políticos, reglamento que solo cuneta con 97 articulados.

Segundo: cuestiona el sustento legal de las delegaciones estatales de los partidos políticos a nivel nacional, las cuales por ello son delegaciones, es decir, la dirigencia nacional delega en ellas los trabajos de replicar en lo regional las negociaciones que se den en la cúpula nacional, como en este caso la coalición en mención.

En unas horas se vence el plazo para que Morena, PT y PES defiendan su alianza, en breve sabremos quien gana este de muchos embates que atestiguaremos en esta reñida elección.