• MONITOR

Cortan cabeza a panistas de Temascaltepec y Texcaltitlán


Temascaltepec, México. Decenas de exempleados de los ayuntamientos de Temascaltepec y Texcaltitlán denunciaron su despido injustificado por ordenes de los presidentes municipales, Noé Barrueta Barón y Zoila Huerta Loza, respectivamente, acción que atribuyen a no coincidir con las proyecciones electorales de ambos ediles.

Entrevistados por El Monitor, expusieron sentirse agraviados en su integridad profesional y agredidos directamente a su bolsillo, pues de manera arbitraria fueron despedidos en el transcurso del mes de febrero, a través de las oficinas de recursos humanos, coincidiendo los quejosos que el argumento dado fue: recorte de personal.

Sin embargo, relataron que la totalidad de despidos responde a personas que comulgan con alguna opción política distinta al Partido Revolucionario Institucional.

En lo referente a los casos suscitados en la nómina municipal de Temascaltepec, la orden precisa del presidente municipal, Noé Barrueta Barón, fue despedir sin miramientos a todos aquellos que estuvieran relacionados o hubieran expresado sus simpatías por el proyecto que encabeza el panista Carlos González Berra, que será impulsado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano para contender la próxima elección por la alcaldía.

En la lista de recortes se incluye a trabajadores de todos los niveles de la gestión municipal, desde directores hasta empleados supernumerarios que no son afines a la reelección de Barrueta Barón.

En total se presume de alrededor de 20 despedidos de la nómina de Temascaltepec, quienes, además de contar con un abogado labora que ya los asesora, buscan la intervención de la Secretaría del Trabajo estatal, para que sean reubicados en sus plazas o, en el peor escenario, sean liquidados como lo indica la ley federal en la materia.

En el caso de los despedidos de Texcaltitlán, afirman que la decisión de la alcaldesa, Zoila Huerta Loza derivó de la negativa de este grupo de burócratas de asistir, acompañados de 10 personas cada uno, a la convención de delegados del PRI donde se le entregaría la constancia como pre candidata única a la presidencia municipal, es decir, en busca de su reelección.

La orden de despido les fue anunciada por sus jefes inmediatos, bajo el argumento de que habían sido advertidos de que sino apoyaban los planes de reelección de la edil, habría consecuencias, con carta de renuncia en mano.Horacio López Temascaltepec, México. Decenas de exempleados de los ayuntamientos de Temascaltepec y Texcaltitlán denunciaron su despido injustificado por ordenes de los presidentes municipales, Noé Barrueta Barón y Zoila Huerta Loza, respectivamente, acción que atribuyen a no coincidir con las proyecciones electorales de ambos ediles. Entrevistados por El Monitor, expusieron sentirse agraviados en su integridad profesional y agredidos directamente a su bolsillo, pues de manera arbitraria fueron despedidos en el transcurso del mes de febrero, a través de las oficinas de recursos humanos, coincidiendo los quejosos que el argumento dado fue: recorte de personal. Sin embargo, relataron que la totalidad de despidos responde a personas que comulgan con alguna opción política distinta al Partido Revolucionario Institucional. En lo referente a los casos suscitados en la nómina municipal de Temascaltepec, la orden precisa del presidente municipal, Noé Barrueta Barón, fue despedir sin miramientos a todos aquellos que estuvieran relacionados o hubieran expresado sus simpatías por el proyecto que encabeza el panista Carlos González Berra, que será impulsado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano para contender la próxima elección por la alcaldía. En la lista de recortes se incluye a trabajadores de todos los niveles de la gestión municipal, desde directores hasta empleados supernumerarios que no son afines a la reelección de Barrueta Barón. En total se presume de alrededor de 20 despedidos de la nómina de Temascaltepec, quienes, además de contar con un abogado labora que ya los asesora, buscan la intervención de la Secretaría del Trabajo estatal, para que sean reubicados en sus plazas o, en el peor escenario, sean liquidados como lo indica la ley federal en la materia. En el caso de los despedidos de Texcaltitlán, afirman que la decisión de la alcaldesa, Zoila Huerta Loza derivó de la negativa de este grupo de burócratas de asistir, acompañados de 10 personas cada uno, a la convención de delegados del PRI donde se le entregaría la constancia como pre candidata única a la presidencia municipal, es decir, en busca de su reelección. La orden de despido les fue anunciada por sus jefes inmediatos, bajo el argumento de que habían sido advertidos de que sino apoyaban los planes de reelección de la edil, habría consecuencias, con carta de renuncia en mano.