• MONITOR

Blindan templos en Temascaltepec


Temascaltepec, México. La parroquia del Señor del Perdón y Nuestra Señora de la Consolación es motivo de orgullo para los habitantes de este municipio sureño, por tal motivo desde hace unas semanas iniciaron los trabajos correspondientes, para evitar que en temporada de lluvias se continúe afectando el muro norte de dicho templo religioso, mismo que fácilmente rebasa un siglo de antigüedad.

Al respecto Oscar Marín Álvarez, presidente de la Mayordomía de este templo religioso destacó que dicho proyecto cuya conclusión se tiene prevista para el 10 de mayo de este año, consiste en la excavación y apertura de un canal de por lo menos dos metros de alto por dos de ancho a lo largo de la pared norte, ahí se construirá un muro y un callejón de concreto para evitar que el agua de lluvias penetre hacia el interior del templo religioso.

“Es una obra muy necesaria, pues todos los años la humedad penetra y se deben realizar trabajos de rehabilitación en el interior del templo, esto implica esfuerzo y recursos, sin mencionar que se generan afectaciones estructurales que han venido deteriorando este centro de reunión social”, señaló.

Indicó que para lo anterior, existe coordinación entre el párroco, la mayordomía, el Ayuntamiento y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), siendo con la aportación de feligreses, empresarios del municipio y el Ayuntamiento como ha sido posible absorber los costos, “algunos aportan recursos, otros mano de obra y hasta volteos para extraer la tierra” dijo.

Aclaró que pese a que la parroquia del Señor del Perdón y Nuestra Señora de la Consolación, es un templo antiguo, no ha sido necesaria la intervención del INAH, “los trabajos realizados no implican ningún cambio a la estructura del templo, estos se realizan en la parte de afuera, sin embargo contamos con el apoyo y la experiencia de un ingeniero civil que es el responsable de llevar a cabo esta obra”, precisó.

Oscar Marín Álvarez destacó la participación en este proyecto de Noel López Jaimes, secretario de la Mayordomía y del párroco Manuel Villanueva, así como de los feligreses del municipio que con sus aportaciones están haciendo posible realizar estas mejoras para la preservación de dicho templo.

Finalmente, el entrevistado aseguró que tras el sismo del 19 de septiembre, este templo no sufrió afectaciones, “creíamos que una torre tenía daños estructurales, sin embargo se llevaron a cabo dos peritajes donde se concluyó que no hay afectaciones, pues la inclinación que se aprecia se debe a que así fue construida”, concluyó.