• MONITOR

Consentido



* El cochinero de Sondón en el panismo mexiquense.

El fin de semana pasado, concretamente el sábado en la madrugada, la dirigencia del PAN en el Estado de México definió los cuadros que competirán por las diputaciones locales y presidencias municipales en la venidera elección.

Sin embargo, el común denominador en la mayoría de las designaciones fue la inconformidad.

Militantes panistas de diferentes municipios expresaron su malestar porque la dirigencia estatal de su partido optó por los personajes más débiles para mandarlos a la contienda electoral, dejando en la banca a quienes contaban con reales posibilidades de darle batalla al PRI y a Morena.

En estas designaciones, la voracidad del dirigente estatal, Víctor Hugo Sondón, fue descomunal, al cerrarle margen de maniobra a otros actores de peso como Enrique Vargas, Ana Balderas y Edgar Olvera, a quienes les dejó solo migajas de las planillas.

Sondón operó privilegiando solo a sus cercanos, como es el caso de su compadre Anuar Azar Figueroa, quien fue confirmado como primer lugar en la lista de candidatos a diputados por la vía plurinominal, ello con el objetivo de mantenerlo como líder de la bancada azul en el congreso mexiquense.

Al resto de actores de peso les dejó las sobras: algunas regidurías y posiciones del organigrama burocrático municipal que se obtendrían solo en caso de ganar. Lo cual se vislumbra complicado.

Una vez más en PAN demostró que no sabe negociar, por lo menos hacia adentro, a fin de tener a todos contentos y, lo más importante, unidos.

En cambio, Sondón optó por imponer su “liderazgo” al elegir a su gusto e interés a las cabezas de las 63 planillas, que por acuerdo con el PRD y Movimiento Ciudadano, encabezará el PAN, de un total de 119 en los que van en coalición en el Estado de México.

La lectura generalizada de los blanquiazules es una: Víctor Sondón negoció con el PRI para cederle la operación política en algunos municipios, colocando candidatos ‘a modo’, con lo cual el tricolor pudiera competir y ganar sin mayor empacho.

Ejemplos hay muchos, Metepec, Zinacantepec y Toluca, por mencionar los más significativos, y a las pruebas me remito, solo basta Googlear Víctor Sondón y en la sección noticias se pueden leer declaraciones de muchos actores molestos con esta selección de candidatos en las que desborda la mezquindad y la simulación.