• MONITOR

Por Horacio López



+++ En Toluca somos rehenes de la vía pública.

Recientemente asistí a un evento cultural en la Ciudad de México y, por primera vez, utilice los, en su momento de instalación, tan polémicos parquímetros, que no solo son fuente segura de jugosos ingresos para las arcas públicas de esta urbe, sino que le han regresado el control de las calles a los transeúntes.

Si bien en su momento hubo voces de resistencia cuando se instaló esta red de valet parking publico, a la postre ha redituado en más beneficios que desventajas, entre ellos, que obligó a la mafia de franeleros a replegarse a colonias donde no hay esa tecnología.

Desafortunadamente, la capital del Estado de México no es un ejemplo a seguir en la materia; a la autoridad le ha faltado garra para poner orden en dos temas que son lastre para la vía pública: los franeleros y la obstrucción de aceras y carpeta asfáltica.

Hoy por hoy los toluqueños somos rehenes de franeleros y comerciantes que se adueñan impunemente de la vía pública colocando botes, piedras o cualquier objeto que sirva para impedir o negociar con espacios que están destinados para el uso libre.

¿A quien no le ha ocurrido que en el intento de estacionar su vehículo se encuentre con botes que "reservan" tramos completos de calle?

Decenas de negocios colocan al frente objetos para evitar el estacionamiento de autos como si fueran dueños de la calle, al amparo de una autoridad que viola el Bando municipal que ella misma emite.

En reflexiones anteriores en este mismo espacio dimos cuenta de la detención de Arne Aus Den, ex city manager de la Delegación Miguel Hidalgo, quién intentó iniciar una campaña contra el gandallismo de comerciantes de Toluca que obstruyen la vía pública.

El plan a todas luces suena legítimo y legal, sin embargo, la policía municipal lo remitió al Ministerio Público, sentando con ello un precedente de impunidad en este tema.

¿Hasta cuándo en Toluca dejaremos de ser rehenes de gente abusiva que se adueña de un bien público como es la calle?

El marco legal prohíbe este tipo de prácticas pero nadie las acata, ni la autoridad, ni los afectados, pues no denuncian, y menos los abusivos, con tal de evitar los comercios se vean obstruidos o a cambio de dinero para facilitar el servicio de parking? Ante esta situación hasta el momento la autoridad ha brillado por su ausencia.


Entradas Recientes

Ver todo

“Manita de puerco” a diputados guindas

Lamentable la intervención de funcionarios federales, senador guinda y hasta de la gobernadora de la Ciudad de México en el tema de la aprobación del paquete fiscal 2021 para el Estado de México; dipu

Desde la pirámide

POR QUÉ MURIÓ? Por Rafael Antonio García Antes de nacer, su futuro como pareja estaba decidido… Sensación de hueco en el pecho, los ojos... duelen. Las manos con sangre parte seca y rajada. Recuerdo: