• MONITOR

Estados Unidos quiere a Osorio fuera de las negociaciones con México



MÉXICO.- Las conversaciones con funcionarios de Estados Unidos, vistas desde dos pasos atrás, se asemejan a un duelo de presencia mediática y de búsqueda de influencia política entre las dos figuras más relevantes del gabinete: Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong. Aunque eso podría cambiar en breve, casi tan rápido como el humor de Donald Trump.

Se entiende la importancia de sus cargos y la orden expresa de entablar cuanto antes y a fondo los contactos con sus pares estadounidenses. Es de reconocer que el canciller “meta el acelerador” para reunirse con el secretario de Estado y el encargado de la Seguridad Interior, y que aquí el titular de Gobernación haga lo propio.

Pero hay un ligero matiz en materia de difusión de esos encuentros. Con una extraña discreción, las actividades de Videgaray solo se dieron a conocer vía comunicados y en las redes sociales, sin aparecer en entrevistas.

Por el contrario, Osorio Chong tuvo amplia presencia en medios tradicionales con diversas charlas. Pese a ello no pudo evitar lo evidente: aseguró que aún no están definidos los temas que tratará con John Kelly, secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, cuando visite nuestro país. Aclaró que el muro fronterizo no estaría entre ellos.

Solo adelantó que por parte de México algunos de los asuntos de mayor interés serán lo referente al tráfico de armas y de dinero que desde aquel país llegan a manos de grupos delincuenciales en México.

En contraste, los mensajes de Videgaray refieren al menos 5 tópicos principales:

1. Durante la reunión con el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, Videgaray habló de la importancia que tiene el respeto a los derechos humanos y civiles de los mexicanos que radican en Estados Unidos. 2. Reiteró la voluntad de México de seguir colaborando con los Estados Unidos, en diversos temas de interés para ambos países, pero siempre bajo el principio de respeto absoluto a la soberanía nacional. 3. Se acordó que los siguientes encuentros de trabajo con los Secretarios de Estado y de Seguridad Interior se llevarán a cabo en México en las próximas semanas. 4. Quedó claro que "por ahora" no será posible una reunión entre los presidentes de México y Estados Unidos. 5. Se reunirá la próxima semana con sus homólogos de El Salvador, Guatemala y Honduras, países de donde proviene actualmente el mayor flujo de inmigrantes.

La diferencia de temas y agendas se vuelve notoria, a pesar de que Gobernación también tendría una batería de temas importantes. Eso se volvió relevante a partir de conocer las implicaciones de la orden ejecutiva para combatir a los cárteles del crimen, donde plantea el incremento del apoyo a los “socios extranjeros” en materia de seguridad.

En ella Trump instruye, de manera urgente, a las agencias a cooperar con sus homólogas extranjeras “a través del intercambio de información de inteligencia e información policiaca”, así como a través de un incremento del apoyo en el sector de la seguridad a los socios extranjeros por parte de la Procuraduría General y del Departamento de Seguridad Nacional.

Esa sería la ventana de oportunidad para que Osorio Chong no quede relegado en el momento más relevante, en las últimas décadas, en la relación con los Estados Unidos.