• MONITOR

Procesión de “Todos Santos” en Valle de Bravo toma auge



Valle de Bravo, México - Toma auge a procesión de “Todos Santos” en Valle de Bravo, el primer día de noviembre por las calles principales se ve la presencia enternecedora y divina de las manifestaciones infantiles de personajes católicos, el grupo de catequistas se encarga de organizar a los “santitos” para llevar un mensaje de fe a la población.

Contrasta de manera particular la presencia de los “santitos” con la de brujas, calaveras y seres de ultratumbra quienes igualmente toman las calles en estos días, cuando celebran el halloween y la tradicional visita de los muertos.

Esa es una de las ideas principales, recobrar el sentido espiritual de estas fechas, cuando se recuerda a quienes ya han muerto, nos explica Nora Beltrán quien lleva a sus hijos ataviados como San Judas Tadeo y San Francisco de Asís; es una manera de llevar mensaje de paz y de gracia, pues ya hay demasiada violencia y muerte real, dijo.

Antes vestía a sus hijos con disfraces de monstruos, calaveras, diablos, pero la situación actual requiere otro tipo de actitudes, explicó Norma Reyes, es mucha violñencia y muerte la que los niños viven ahora, así que esta procesión es un buen motivo para ponderar otros valores y permitir que los niños y niñas se diviertan con un modo más alegre y de mensaje más bondadoso y pacifista.

Es además una forma de darle sentido a la celebración de “Todos Santos” y efectivamente entre la grey católica de Valle de Bravo se busca consolidar esta celebración de un modo muy especial, con los niños y niñas de la familia vestidos de las diferentes advocaciones de la Virgen María o ataviados como un santo o santa en particular.

Esta vez, fueron más de 500 niños y niñas, acompañados de sus padres quienes se reunieron en el Templo dedicada al patrono San Francisco de Asís, cuya construcción data del siglo XVI (es el templo más alto del Estado de México), ahí ofrecieron sus oraciones por los difuntos, que según la tradición y creencia mexicana se les permite a sus almas regresar por una noche para visitar a sus familiares, quienes les reciben con flores, velas, dulces y comida.

Posteriormente realizaron una procesión por las principales calles, llevando un mensaje de esperanza y fe, en honor a esos hombres y mujeres de virtudes tan especiales que pasaron a la historia por sus bondades y en muchos casos por los milagros realizados, al grado de ser considerados santos.

Desde los santos y santas más famosos, hasta los más recientes como “San Joselito”, el niño cristero de 14 años, José Luis Sánchez del Río, mártir de la persecución religiosa que sufrió México en la segunda década del siglo XX y que recientemente fue canonizado por el Papa Francisco.