• MONITOR

Queda en desamparo familia  de regidor asesinado


Sultepec, México.- El drama de vida más alla de la muerte queda para los familiares de Genaro González Hernández, octavo regidor de Sultepec, y Aniceto Jeronimo, asesinados el jueves 20 de octubre en Santa Cruz Texcalapa, ambos dejan en la orfandad a sus hijos y esposas, y un estigma doloroso para la sencilla y marginada población donde tenían sus humildes hogares.

Celia Cortez Velázquez, queda a cargo de su hija Anahi de 18 años y los pequeños Andrea de cuatro años y Josua de tres, la otra viuda Gabriela Borjas y sus hijos de 16, 15 y 9 años igualmente están desamparados, su futuro es incierto, más en una población como Santa Cruz Texcalapa donde son nulas las oportunidades de trabajo.

La desgracia con este doble asesinato en la comunidad se extiende a todos los pobladores quienes tenían con el regidor Genaro González Hernández un benefactor; siempre estaba en gestiones para conseguirles apoyos y tenía muchos proyectos para Santa Cruz, recuerdan, había iniciado pláticas con diputados federales para encementar varias calles, desde el panteón hacia el barrio la Rinconada, y otros tramos de terrarecía, además de varias brechas.

Su trabajo como político, luchador social primero y funcionario municipal después, fue muy reconocido; empezó como militante del PAN, por desacuerdos renunció, después se fue a trabajar a Estados Unidos, del 2003 hasta el 2008; su poco patrimonio fue de su esfuerzo allá en el norte y buena parte la destinaba para organizar el festival de las madres por ejemplo, o apoyar en lo necesario a familias con alguna urgencia de salud.

Cuando se involucró en las acciones del PRD obtuvo mejores resultados en sus gestiones, logró un buen subsidio en fertilizante, y materiales para vivienda, empezó campaña con Eloy Lara Gorostieta, candidato del PRD a presidente municipal, y por la proporción de votos obtenidos es como logra ingresar al ayuntamiento, ocupando la octava regiduría.

En el barrio de la Rinconada le tienen especial afecto, la capilla dedicada al Santo Señor de los Milagros tiene bancas fabricadas por el Regidor; elaboraba un ropero para el sacerdote, justo cuando se lo llevaron junto con Aniceto Jerónimo, su sobrino, joven trabajador también muy estimado en la población, “eran personas de bien” según los deudos, familiares y amistades presentes en el sepelio.

También acudieron varios perredistas de la región, entre ellos el alcalde de Ocuilán, Felix Alberto Linares, así como Eloy Lara, con quien formó la planilla en las elecciones pasadas, y con quienes realizaba buena mancuerna de trabajo, preparaban varios proyectos para su comunidad como la construcción de un jaripeo para celebrar en grande al Santo Patrono y el encementado en varias calles y brechas.

Su trabajo, su vida sencilla y humilde debe ser lo más recordado de Genaro González, además de los muchos beneficios y proyectos que tenía para su pueblo, indicaron sus afligidos padres y sus cinco hermanos, quienes recibieron el pésame de innumerables amigos y familiares, así como de los compañeros de cabildo encabezados por el alcalde de Sultepec, Miguel Ángel Hernández Tinoco