• MONITOR

Alegría para pensionados y jubilados en Amatepec


Amatepec, México.-Ellos han entregado gran parte de su vida a formar, a enseñar, a educar a quienes ahora son hombres y mujeres de bien, otros desde la función publica, laboraron en la administración municipal de Amatepec y de Tlatlaya, se encargaron de apoyar y trabajar por las comunidades en todo lo posible, son profesores ahora jubilados, o empleados quienes luego de cumplir 30 años de servicio, ahora merecen ser reconocidos por su esfuerzo.

Así lo indicaron los anfitriones de la convivencia para pensionados y jubilados del ISSEMyM en Amatepec, realizada en Palmar Chico, donde el responsable municipal del Gabinete Regional en el municipio Eustorgio Hernández Jaímes, les dirigió emotivo mensaje de reconocimiento y gratitud por su entrega y esfuerzo para engrandecer a su pueblo, sumándose en el discurso Elfego Rojas Solano, y varios lideres más.

Jóvenes de corazón, entusiastas y aun productivos los pensionados, dijo, merecen también la certidumbre y sobre todo la gratitud del sistema al cual sirvieron, el Instituto de Seguridad Social Estado de México y Municipios (ISSEMyM), quien ahora les corresponde con el pago de jubilaciones y pensiones para que tengan tranquilidad y se ocupen a disfrutar de sus familias, la mayoría con nietos y hasta bisnietos.

Para resaltar la importancia de su labor, el Profesor Eustorgio Hernández, quien también funge como Subdirector Regional de Educación Básica, Tejupilco, atendió la invitación de los representantes del sector magisterial y sindical quienes organizaron esta convivencia, convertida en pequeño homenaje de reconocimiento para “Grandes Mujeres y Hombres quienes durante más de 30 años, dieron todo su esfuerzo y dedicación en bien de la Educación de la niñez y juventud Mexiquense y un servicio público de Calidad” indicaron.

La convivencia fue también ocasión para que muchos de ellos se reencontraran, y disfrutaran de los recuerdos y nostalgias, algunos tenían muchos años de no verse, se dijeron muy contentos de participar en esta reunión donde fueron agasajados de manera sencilla, sin mayor propósito que ofrecerles la oportunidad de reunión y diversión.