• MONITOR

Reconoce UAEM con Doctorado Honoris Causa a Manuel Velázquez



Toluca, México.- La entrega del Doctorado Honoris Causa al académico universitario Manuel Velázquez Mejía es un acto de justicia, por sus múltiples aportes en el ámbito intelectual, por la agudeza de su pensamiento y capacidad inquisitiva, afirmó el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, Jorge Olvera García, al investir con el máximo reconocimiento institucional al fundador del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades (CICSyH) de la institución.

En el Aula Magna “Lic. Adolfo López Mateos”, el rector calificó al galardonado como “un rebelde intelectual, un hombre que sabe hacer de la vida el campo más fértil para aprender y pensar”; reconoció al oriundo de San Felipe Tlalmimilolpan por “una vida dedicada a la academia, casi 50 años de trabajo fructífero, con una pulcra e inmensa labor desplegada en torno al pensamiento, a la Filosofía, la Historia y la Literatura”.

“Conforma con su sapiencia, con su intelectualidad, con su don de lenguas, una fuerte columna que sostiene a la Universidad Autónoma del Estado de México, que hoy como nunca antes, requiere su fuerza, su concepto inteligente y profundidad creativa”.

Acompañado por los secretarios de Docencia, Alfredo Barrera Baca, e Investigación y Estudios Avanzados, Rosario Pérez Bernal, así como la directora de la Facultad de Humanidades, Hilda Fernández Rojas, el rector recordó la solidez de pensamiento que condujo al homenajeado a fundar el CICSyH de la UAEM y a participar en algunas acciones del H. Consejo Universitario, como la no reelección de rector.

Velázquez Mejía, sostuvo Jorge Olvera García, representa un parteaguas en el pensamiento de la Autónoma mexiquense; las nuevas generaciones deben seguir el ejemplo de hombres como él, guía para muchos que a través de sus cátedras recibieron el conocimiento universitario, filosófico, principios éticos y morales.

El hoy Doctor Honoris Causa por la UAEM rememoró el momento en que en su niñez tuvo su primer acercamiento a la Universidad Autónoma del Estado de México, con el Edificio de Rectoría, donde años después sostuvo un rico intercambio de reflexiones con alumnos, maestros, investigadores, directivos y trabajadores, lo cual le permite ampliar su conocimiento.

Acompañado por familiares y amigos, habló de los diversos monumentos y símbolos de la UAEM, como el Aula Magna y Ciudad Universitaria, donde se observa la diversidad y la libertad, donde se cultivan incandescentes reflexiones.

Luego de la transmisión de un video sobre su vida y trayectoria académica, Manuel