• MONITOR

Luvianos retrocedió en el tiempo



++Molcajetes, metates, ocotes volvieron a ser útiles en los hogares

Luvianos, México.- Prolongado apagón obligó a cientos de pobladores de la cabecera municipal a recordar sus ayeres de medio siglo atrás; en varios hogares sacaron los metates y molcajetes para preparar sus alimentos, sobre todo quienes venden variedad de tacos o comida en la plaza de los martes.

Los panaderos prepararon el horno y la masa iluminados con varitas de ocote, y toda comunicación quedó interrumpida, internet y celulares quedaron silenciados por más de 15 horas continuas, antes y después fueron intervalos variados de tiempo; fuertes lluvias y una tormenta eléctrica provocó silencio y oscuridad total este inicio de semana.

Los problemas con la energía continúan, el voltaje inestable ha perjudicado a varias familias, “quemando” infinidad de aparatos electrónicos; las pérdidas son incontables, no se pude determinar el monto de los daños, pero durante la época de lluvias a cualquiera le pude caer “la maldición” y perder sus televisores, aparatos de sonido, hasta licuadoras, grabadoras o refrigeradores.

Quienes se muestran complacidos son quienes venden y reparan teléfonos celulares, pues en esta época, dicen, se incrementa la venta de aparatos, muchos se “funden” se “queman” al estar conectados cuando se corta la electricidad y regresa repentinamente, esto ocasiona sobre recargas, algunos tienen remedio, pero los equipos más sofisticados y caros son muy frágiles y susceptibles a estos daños y de plano se deben reponer.

Manuel recibió en su negocio este martes al menos cinco celulares para reparar, cada uno cuesta al menos cinco mil pesos, hay otros más caros, curiosamente los celulares económicos aguantan más estos altibajos de voltaje; sobre aparatos electrónicos es un desastre dijo, módems para tener internet también se queman, la mayoría no tienen remedio y la mayoría se resigna a sus pérdidas pues la garantía no cubre ese tipo de daños.

Sobre la marcha atrás en el tiempo para pasar noche y día sin energía eléctrica, la mayoría de las familias disfruta con nostalgia, al recordar aquellos días cuando los focos solo eran privilegio de unos cuantos, así como aparatos, lo más lujoso era la radio, tener tv era algo realmente impresionante, hoy son cientos, miles quienes padecen la falta de “luz”.

Casi todos los hogares en Luvianos tienen al menos un molcajete, la salsa “amartajada” es común en las mesas, el metate no tanto, pero algunas mujeres aún muelen en esta piedra grande y rectangular; alumbrarse con ocotes o velas también es costumbre actual en comunidades alejadas, no hay un censo actualizado, pero existen zonas marginadas donde esta iluminación es de todas las noches pues no tienen red eléctrica.

Señal de internet es indispensable en la actualidad, pero como la electricidad y agua potable, muchos todavía no gozan de estos servicios, ni en este municipio, ni en muchas otras comunidades de la región, donde los niveles de marginación son muy altos, o en casos como San Juan Actitlán, la orografía impide servicios de telefonía celular, deben salir de la población para poder llamar o recibir llamadas y mensajes.

En breve, algunas casas de la cabecera municipal dejaran de preocuparse por la caída de rayos y truenos y los consabidos cortes de energía, pues la antena de la radio comunitaria tendrá un potente pararayos; hace días se le dañaron varios aparatos por una descarga eléctrica; próximos a reiniciar trasmisiones en FM, deben cuidar el moderno y nuevo equipo, para ello han dispuesto en la torre que se instalará en breve, ese útil elemento para no volver a perder aparatos.