• MONITOR

Nula presencia del CAEM en el sur



**Dejan aguaceros decenas de árboles caídos, lodazales y afectaciones en sembradíos.

**Señala experto que atender el sur del estado en el tema del agua resulta un reto

Luvianos, México.- Presentes cientos de microdesastres provocados por lluvias intensas lluvias que han azotado la región sur del Estado de México, donde los fenómenos meteorológicos han dejado decenas de árboles caídos, encharcamientos y afectaciones en siembras.

En los municipios que integran la zona sur de la entidad todo parece transcurrir normal, la intensidad de las precipitaciones se aceptan positivamente, son bienvenidas, no así las tormentas eléctricas que han provocado perjuicio a varias familias de esta y otras demarcaciones, arruinándoles aparatos electrónicos, las fuertes rachas de viento que acompañan los aguaceros, han derribado arboles incluso de gran tamaño y golpeado decenas de milpas que en muchos casos quedaron ladeadas.

La extensa región del sur del estado de México pertenece a la cuenca del Río Balsas y por su orografía y amplia área agrícola, montañas, cañadas y barrancas, difícilmente se presentan inundaciones como en las zonas urbanas, sin embargo, los encharcamientos y otras afectaciones empiezan a preocupar a la población, pues varios caminos se han convertido en enormes lodazales.

Preocupa también la ausencia de obras hidráulicas para poder aprovechar las abundantes precipitaciones de esta época, prácticamente el agua así como llega, así mismo se esfuma, pero con sitios adecuados para su confinación sería muy útil para incrementar la agricultura que en esta región es de temporal, pero no hay bordos suficientes.

Los árboles derribados son un ejemplo de la fuerza de la naturaleza, como el caído al borde del camino de entrada a Luvianos; afortunadamente no causó daños mayores al ser arrancado de raíz, pero puso en alerta por las lluvias torrenciales que aumentan y podrían causar mayores estragos.

Manuel Barrera, Ingeniero Agrónomo, ex funcionario de SAGARPA, diseñó para el sur de la entidad un plan de aprovechamiento hidráulico, asegura que podría generar tanta energía como una hidroeléctrica, pues esta región, dice, registra altos niveles de precipitaciones pluviales, pero al no tener depósitos adecuados y suficientes para retenerla y aprovecharla, el agua sigue su curso natural.

Atender el sur del estado en el tema del agua resulta un reto, dijo, pero sobre todo una necesidad urgente para la Secretaria de Infraestructura, a través de la Comisión de Agua del Estado de México, cuyos objetivos son muy claros, pero en la región no han sido aplicados como debiera y como indican en su plan de acción para “Promover el uso eficiente del agua y su conservación en todas las fases del ciclo hidrológico e impulsar una cultura, que considere a este elemento como un recurso vital y escaso”.

Escasa es la presencia de este organismo es prácticamente desconocida en la región sur, tanto sus obras como sus acciones, por ejemplo en cuestión de cultura del agua promueven concursos de dibujo, ninguna escuela de la zona tiene conocimiento de ello, mucho menos se sabe a la fecha de algún proyecto para atender la problemática de la época de lluvias, y poco ha realizado desde su creación en 1971 cuando se instalo como un organismo dependiente del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de México.

En 1974 se reforzó legalmente su existencia y sus propósitos otorgándole personalidad jurídica y patrimonio propios, para “construir, conservar mantener, operar y administrar sistemas de agua potable y alcantarillado, así como ejecutar estudios y proyectos para dotar, ampliar y mejorar eI suministro de agua potable y alcantarillado e intervenir en la prevención y control de la contaminación ambiental, en beneficio de las comunidades urbanas y rurales del Estado de México”.

En 1999 vuelve a modificarse acorde a las crecientes necesidades en la materia derivadas de las disposiciones federales de Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y la Ley de Aguas Nacionales, los planes y acciones relacionados con el tema no se conocen ni se ven por ningún lado en el sir mexiquense donde la problemática del agua crece en diversos sentidos, sobre todo en la escases, al distribución en los hogares es deficiente por la poca dotación, en contraste durante esta época se desperdician miles de metros cúbicos.

Captar al menos la cuarta parte de las precipitaciones pluviales generosamente otorgadas por la naturaleza en esta región permitiría el florecimiento de todas las actividades agropecuarias, entre muchos otros beneficios, aseguró el experto, pero sin obras hidráulicas esto será imposible, dijo.