• MONITOR

Nanchititla recupera su encanto y riqueza



**La inseguridad y violencia en la zona ahuyentó a los visitantes, lo que permite una recuperación en la flora y fauna.

Luvianos, México.- La sierra de Nanchititla se recupera favorablemente, según lugareños se aprecia un crecimiento importante en la fauna y flora, además los bosques están más protegidos y eso permite una mejora sustancial del entorno y el regreso de turistas a Luvianos, municipio del sur del Estado de México, afectado en años recientes por la inseguridad de la zona.

Muchos fueron los hechos violentos sucedidos en la región de tierra caliente, mismos que llevaron a emigrar a cientos de personas, quienes se vieron en la necesidad de trasladarse otros lugares en busca de seguridad y tranquilidad, casos como el de Tlatlaya con varios jóvenes abatidos por el ejército, y las noticias constantes sobre enfrentamientos por el combate frontal del gobierno contra grupos delincuenciales ahuyentó a todo tipo visitantes.

Gente que acostumbraba vacacionar en sitios turísticos de la región cambio sus rumbos, familiares también evitaron viajar a sus comunidades de origen, uno de los sitios más perjudicados fue el parque de la Sierra de Nanchititla, administrado por la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (CEPANAF), en este sitio hay cabañas y es una de las principales rutas de acceso hacia la cascada de más de 100 metros, principal atractivo del lugar.

Para poder rentar una de estas cabañas habían de solicitar muchos meses antes el espacio y era muy concurrido por familias, ciclistas, estudiantes, investigadores, tanto nacionales como extranjeros; estos fueron alejándose por muchos motivos, el mal estado de la carretera, una época de asaltos, los fuertes incendios que devastaron hace algunos años una gran área de estos bosques, y más recientemente las constantes noticias en los medios sobre enfrentamientos y violencia.

Esto ocasionó la ausencia de visitantes en el parque, pero en este año se ha observado cómo llegan cada día más personas, y por fortuna se encuentran con un bosque muy conservado y en franca recuperación, pues precisamente este “abandono” dijeron, permitió que se recuperara muy rápido; los propios pobladores aseguran que la fauna y flora tan perjudicada por los siniestros naturales y por la depredación humana pudo tomar un “respiro” y está de vuelta, pueden verse ya muchos animales propios de la zona.

Esto es muy positivo, para algunos puede ser la oportunidad de emprender algún negocio, porque cuando llegan visitantes consumen en las pequeñas tienditas y a veces si la gente se entera con tiempo que van a llegar les preparan buena cantidad de tortillas, o platillos típicos como los tamales nejos, el mole, fruta, quesos, elotes cocidos que son muy demandados.

Ahora ven más movimiento en el parque, y también en el pueblo de Cañadas o a otras comunidades cercanas, donde la gente se siente halagada por estas visitas, y los turistas se sienten muy a gusto porque la gente es hospitalaria, amable, esperan que esto crezca y les permita a muchos tener algún ingreso extra, no han pensado aun en la posibilidad de un negocio formal para atender al turismo, porque es muy irregular e inconstante la presencia pero confían que poco a poco vayan tomándole más gusto a viajar hacia la sierra y disfrutar de los bellos paisajes y el clima