• MONITOR

Sin capacitación maestros del  sur para actuar ante balaceras



Luvianos, EdoMéx.- Maestros que impartes clases, -en muchos casos multigrado- en comunidades del sur mexiquense, se mantienen alertas ante cualquier enfrentamiento que se registre entre autoridades y miembros del crimen organizado, a fin de salvaguardar la vida de sus alumnos.

En escuelas de nivel básico ubicadas en comunidades como Caja de Agua y Las Cañadas de Nanchititlán, dos mentores que pidieron no publicar sus nombres, destacaron que desde el año pasado en una plática con supervisores, se habló del tema y se dieron algunos "tips" de que hacer ante cualquier “balacera”, sin embargo, hasta el momento no cuentan con ningún curso o información especializada en el tema de la seguridad.

Desde hace al menos dos años, en varias entidades de la República Mexicana fueron distribuidos los denominados “manuales contra balaceras”, sin que hasta ahora, éstos hayan llegado aún a los profesores del sur mexiquense.

Maestros sureños destacaron que aunado a las recomendaciones que en su caso recibieron durante una reunión convocada por los supervisores escolares de zona, sólo se han realizado un par de simulacros ideados por ellos mismos, sin contar con el apoyo de autoridades especialistas en el tema.

“A nosotros sólo nos instruyó el supervisor escolar que platicáramos con nuestros alumnos para saber cómo actuar cuando escucháramos algún disparo u ocurriera algún enfrentamiento cerca de la escuela, pero no hemos recibido ningún manual al respecto", apuntó un profesor que da clases cerca de la comunidad de Caja de Agua, donde ya se han registrado varias refriegas.

Si los alumnos están en recreo, la orden era correr hacia algún sitio determinado, tirarse pecho a tierra y platicar con ellos de manera tranquila, sin sobresaltos ni mostrar temor, pues se trata de evitar el pánico, reveló un mentor de la zona.

“Esa instrucción fue para los niveles de kínder, primaria y secundaria, porque se trata de garantizar la integridad de los alumnos y ciertamente los pequeños la asumieron muy bien, pues ya saben de estas situaciones que ocurren, pero no recibimos algún documento”, explicó el docente.